**

Etimología de BRUTO

-
-

BRUTO

Bruto se refiere a alguien tonto o incapaz. Uno pensaría que vendría de Junio Bruto (Marcus Junius Brutus), uno de los asesinos de Julio César, pero no es así. Bruto viene de brutus, palabra que usaban los romanos para referirse a los animales que eran lentos, irracionales o testarudos. Lo chistoso es que esa palabra también era usada como sobrenombre/apellido de unas de las familias más ilustres. Junio Bruto era descendiente de Lucio Bruto (Lucius Junius Brutus) quien formó parte del movimiento que expulsó a los tarquinos en 509 a.C., fue el primer cónsul de Roma, y es considerado como el fundador de la república romana.

Es similar que craso (de crassus), el cual significa "gordo" y también era el nombre de familia de Marcus Licinius Crassus (era hijo de Publius Licunius Crassus).

Me imagino que es una cosa cultural. Me acuerdo que en Chile, era muy común referirnos a amigos como "gordo", "negro", "flaco", etc. Pero aquí en los Estados Unidos es un gran insulto. Igual que en Chile, en Roma no era insulto llamar a alguien Brutus o Crassus. Más bien, lo llevaban con gran orgullo.


La palabra latina brutus en realidad es un vocablo de origen osco, de la misma familia etimológica (*gʷer(ǝ)-2) que gravis (pesado). En osco la labiovelar sonora indoeuropea gw labializa en b. El significado arcaico de brutus es en realidad pesado y se aplicaba a personas pesadas de cuerpo y a animales de tiro y carga. Con el tiempo adquirió el sentido de "pesado de espíritu", torpón, y a la larga estúpido, pero no era ese su significado originario.

En cuanto a los nombres romanos, constaban de praenomen (nombre individual), nomen (apellido de linaje amplio o gens) y cognomen (apellido de familia). Así Iunius es un nomen, y Brutus es un cognomen. Todo cognomen se origina en un apodo individual que tenía el fundador de esa rama familiar separada, y que luego ya sin ningún significado, heredan como cognomen o apellido familiar los hijos. Por eso entre esos apodos no debe extrañar que haya alusiones a rasgos físicos, oficios, lugares de procedencia, etc. Así en latín Porcius es "criador de cerdos", Caesar es "el melenas" y Crassus es "gordo". Pero esto no debe extrañarnos pues este es en buena parte el origen de los apellidos en todas las culturas. La gente se llama (nos llamamos) las cosas más inverosímiles (personajes eminentes se han llamado "campo de nabos" o tonterías similares). Nadie hace mucho caso del significado de los apellidos, pero en ellos, en todas las lenguas hay de todo.

Pero volviendo al caso de Bruto que nos ocupa, el primer fundador de esta rama familiar de la ilustre gens Iunia, protagonista en la expulsión del último de los reyes etruscos y primer cónsul de la república romana, que trasmitió este apodo personal como apellido, seguramente lo recibió, nada menos que a fines del S. VI a.C. por el hecho de tener un cuerpo pesado y no otra cosa. Sin embargo, con el significado que fue adquiriendo Brutus, y la mitificación de que fueron objeto algunos de estos personajes, se desarrolló toda una historia por la cual la ilustre familia de los Brutos ostentaba ese cognomen precisamente como resultado de un acto de suma inteligencia de este primer Lucio Junio Bruto. La historia nos la cuenta con pelos y señales el historiador Tito Livio.

Lucio Junio era hijo de un romano de la gens Iunia y de una hermana de Tarquinio el Soberbio, el último de los reyes. Según la historiografía romana, Tarquinio era un sanguinario que llegó al poder asesinando al rey legítimo que era su suegro, con la complicidad de Tulia, su mujer e hija del asesinado. No sólo era un tirano violento, sino que toda su familia era un nido de víboras (especialmente sus hijos), en que todos conspiraban contra todos por el poder. Lucio Junio creció entre ellos y era el único ser honrado y a la vez inteligente, por lo que comprendió que su único recurso para sobrevivir entre ellos era simular una gran estupidez, por lo que ellos le dieron el apodo de Bruto, y era objeto de todas las burlas, pero no lo consideraban peligroso. Cuenta Livio que en cierta ocasión una serpiente salió del interior de una columna del palacio real y el presagio aterrorizó a Tarquinio, cuyos augures no encontraban explicación.

Tarquinio entonces envió a sus hijos al oráculo de Delfos a consultar el prodigio, y estos se llevaron a Junio Bruto para divertirse a su costa. Como cada uno debía llevar una rica ofrenda al oráculo, Junio Bruto preparó un bastoncillo de oro encerrado en otro basto de cuerno tallado, lo que provocó la hilaridad de los hijos de Tarquinio. Bruto sabía que era él la serpiente del palacio y el bastoncillo de oro oculto. Cuando llegaron a Delfos, los ambiciosos hijos de Tarquinio olvidaron el encargo de su padre y simplemente preguntaron al oráculo a quién pasaría el poder de su padre. La respuesta fue que el poder de Roma pasaría a quien primero diera un beso a su madre: los dos canallas se confabularon para no trasmitir esa información y ocultarla al hermano mayor que había quedado en Roma, y competir solo entre ellos por ser el primero. Entonces Junio Bruto, con una de sus supuestas torpezas, fingió tropezar y caer de bruces, estampando un beso en la tierra, y convirtiéndose en el depositario del oráculo. En efecto, más tarde, aprovechando la violación por parte de un hijo de Tarquinio y el posterior suicidio de la noble Lucrecia, mostrando al pueblo su cadáver, logró sublevar a los romanos y expulsar a Tarquinio y al odiado linaje etrusco dominante, instaurándose la república.

Por cierto, aparte del asesino de César que vivió mucho más tarde, también un Junio Bruto de esta familia, cónsul destacado en Hispania para acabar con las guerras celtibéricas, fundó Valencia, mi ciudad, exactamente en el año 138 a.C., y estableció en ella a sus soldados suditálicos licenciados y sus familias, soldados que habían participado en las campañas habidas contra el lusitano Viriato y sus últimas huestes, y la llamó Valentia. También fundó una ciudad en el interior para asentar y pacificar a los vencidos sin tierras, y la llamó Brutóbriga (ciudad fortificada de Bruto), que se ha tendido a identificar con Villanueva de la Serena en Badajoz.

- Gracias: Helena



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B

C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9689) añadidas al diccionario:
bengala   odeón   esmero   set   talante   verija   ara   hato   fondear   hórreo  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
trombosis   termas   circo   anfiteatro   orangután   apócope   taxonomía   maestro   virtud   sigilo  
Último cambio: Lunes, Septiembre 1 15:20 MST 2014