Etimología de BERZOTAS

BERZOTAS

La palabra berzotas designa en lenguaje familiar a la persona completamente ignorante y necia y que suele ser charlatana sin saber de lo que habla. Eso es un berzotas: ignorante y bocazas a la vez. Fue Domínguez el que primero recogió esta voz en un diccionario en 1853.

El vocablo es un aumentativo con sufijo -ote/-ota (aumentativo y despectivo), sufijo de origen provenzal y francés (-ot/-et) originado al parecer en una variante latina vulgar con geminación expresiva -ittus/-uttus, variante del latín -itus/-utus. Y es un aumentativo sobre la palabra berza. Berza designa a la col o a las variedades más toscas de la col, pero también sobre todo a la tosca berza de pastor o cenizo, verdura silvestre comestible y muy áspera, considerada de muy escaso valor. Unas berzas, y más unas "berzotas" son algo tosco, bruto e indigerible, aparte de algo con vida vegetativa y sin entendimiento.

La palabra berza viene del latín vulgar virdia (cosas verdes, verduras), con la típica asibilación de -dia en -za. La voz se documenta en castellano en el s. XII y también en aragonés antiguo como berça, con la habitual alternancia v/b de los romances hispanos, pues el latín vulgar hispano tardío en su mayoría confundía el sonido de la v/u ya labiovelar en el bajo imperio con el de la b bilabial, hecho que es constatado por los gramáticos romanos. Marcial en el s. I d.C. ya atribuye esta confusión a los vascones, pero después se atribuye a las áreas lusitanas y a muchos otros territorios. Lo cierto es que no sólo la epigrafía vulgar romana imperial del territorio hispano muestra cientos de ejemplos de confusión v/b, sino que al respecto son famosos los manuscritos visigóticos por su elevado índice de confusiones b/v.

Virdia es un neutro plural, empleado con el sentido genérico de "verduras", del adjetivo virdis, forma vulgar sincopada del adjetivo clásico virĭdis (vigoroso, verde). El adjetivo latino virĭdis se deriva del verbo virēre, que significa estar vigoroso y en plenitud de fuerzas, lo cual, aplicado a las plantas, significa estar exuberantes, llenas de follaje y por tanto bien verdes. Se ha discutido mucho si en este verbo la idea de verde procede de la idea de vigor, o es la idea de vigor la que procede de la de verde, pero en cualquier caso en el verbo son inseparables (nótese que el adjetivo latino viridis también significa vigoroso, lozano, floreciente y joven). Con serias dudas, y aunque esta palabra presenta un alargamiento de la vocal radical, no es imposible un acercamiento a la raíz de vis (fuerza), cuyo plural es vires (fuerzas).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.