Etimología de BERILO

BERILO

La palabra berilo (mineral, variedad de esmeralda) viene del latín beryllus y este del griego βήρυλλος (beryllos = piedra preciosa de color verde). El griego parece haberlo tomado del prácrito वलय (veruliya) y este de una raíz que significaría "hacerse pálido".


No está claro el significado de la raíz, pues no es una raíz del prácrito. Parece que el prácrito lo tomó de una lengua dravídica previa, y las lenguas dravídicas no son indoeuropeas. Parece bastante probable que proceda de Velur, el nombre de una ciudad de habla dravídica de la India meridional (ver al respecto Chantraine. Frisk y Leumann son lingüistas que también se han ocupado de este tema).

- Gracias: Helena


El berilo, o mejor dicho las distintas variedades de berilo, es decir los berilos, son una familia de minerales formados por silicatos o ciclosilicatos naturales de aluminio y berilio [Al2Be3Si6O18]:- que también contienen un 13% de óxido de berilio [BeO], con o sin la presencia de pequeñas cantidades de óxido de cesio Cs1 y otros metales. Estos minerales se presentan como cristales hexagonales, cerca de 2,7 veces más pesados que el agua, pequeños y quebradizos pero de gran dureza, aunque a veces pueden alcanzar un tamaño de varios metros. Generalmente tienen un lustre similar al vidrio o pueden ser transparentes o translúcidos. Si el berilo es puro, suelen ser blancos o incoloros, pero es más común que estén acompañados de ciertas impurezas como óxido de cromo [Cr] o de vanadio [V], de hierro [Fe] o de magnesio [Mg], de cesio [Cs] o manganeso [Mn], etc., lo que les otorga varios colores y los convierte en gemas o piedras preciosas, cuyos nombres indicaremos más adelante. Los principales yacimientos de gemas de berilo radican en África, Brasil, Colombia, Chile, Estados Unidos, Siberia, India y Madagascar.

Pero puede suceder también, en ciertos yacimientos, que los cristales en vez de ser silicatos acompañados de óxidos como impurezas, suceda todo lo contrario, es decir que estén compuestos solamente por los óxidos naturales y que les falte un elemento esencial, los silicatos, en cuyo caso dejan de pertenecer a la familia de los berilos y pasan a constituir una nueva familia de nombre crisoberilo (del gr. χρυσοβήρυλλος (chrysobéryl-los), que significa 'berilo de oro', por tener un brillante color amarillo-verdoso; pero a pesar de este nombre, el crisoberilo ya no es una variedad de berilo, porque el berilo es un conjunto de silicatos y el crisoberilo es un conjunto de óxidos. (No confundir con el crisólito (del gr. χρυσόλιθος (chrysólithos), que significa 'piedra de oro', que es del mismo color que el crisoberilo, pero que es un silicato natural de hierro y magnesio, y que por lo tanto sí pertenece, como una variedad más, a la familia de los berilos).

Etimológicamente, la palabra berilo viene del latín medieval beryllus 'que brilla' (que según etymonline era un adjetivo que se aplicaba a cualquier piedra preciosa de color brillante (amarilla, verde o azul), o a cristales finos y a lentes hechos con este mineral), adjetivo derivado del latín vulgar 'berillare' ('brillar'), que se acuñó con esa "y" por influencia de βήρυλλος (béryl-los) ='piedra preciosa de brillo pálido', nombre que los antiguos griegos le dieron a las gemas o piedras preciosas procedentes de la ciudad de Velur (moderna Belur), provincia de Dravida, sur de India, en alusión al brillo pálido de dichas piedras, que eran una variedad de esmeralda llamada aguamarina, llamada así por su color azul-verdoso similar al agua del mar, y cuyo brillo era pálido porque son piedras transparentes o translúcidas. A su vez la palabra griega βήρυλλος viene del sánscrito 'velúriya' (ver 'berilo' en el nuevo DLE), palabra que viene de una raíz dravídica de la lengua que hablaban en esa provincia de la India, que significa 'de brillo pálido', y que al mismo tiempo da origen también a otra palabra similar del sánscrito: 'vaidúriya', que significa 'ojo de gato', nombre de una gema de crisoberilo (ver párrafo anterior), en alusión a su pálido pero típico reflejo nocturno como si fuese el ojo de un gato: (tomado de etymonline y de las fuentes 1 y 2).

Los siguientes berilos son los llamados 'berilos clásicos de la antigüedad', porque desde muy antiguo estas variedades de berilo han sido reconocidas por su belleza y escasez como piedras preciosas, cuyas características, nombres y etimologías son las siguientes:

  1. El crisólito, silicato natural de hierro y magnesio, mineral raro cuyo nombre es muy antiguo y viene del gr. χρυσόλιθος (chrysólithos) = 'piedra de oro', debido a su variedad de color dorado, del que la Biblia dice que era usado en forma de adornos en el trono de Dios, pero también se puede presentar en varios matices de verde o pardo, o por transparencia se lo puede ver de color rojo (una variedad llamada 'alejandrita' en honor a Alejandro II de Rusia, es de color verde esmeralda pero se la ve roja a la luz artificial o al trasluz).
  2. La esmeralda, de un intenso color verde semitransparente, que se debe a la presencia de pequeñas cantidades de óxido de cromo y a veces también de vanadio. Su nombre también es muy antiguo y su etimología procede de una palabra en sánscrito, que significa 'adorno verde', que luego pasó al griego como σμάραγδος (smáragdos) 'maragato: adorno que llevaban las mujeres en el escote', y de éste al latín como smaragdus id. Antiguamente las esmeraldas eran extraídas por los egipcios en Pakistán, en que las primeras minas conocidas eran las célebres minas de Cleopatra en Jebel Sikait y Jebel Zubara. Actualmente las minas más nombradas siguen siendo las de Pakistán, India y Madagascar, pero ahora Brasil y Colombia, Zambia y Zimbabue son los principales productores de esmeraldas en el mundo.
  3. La aguamarina, una variedad de esmeralda muy apreciada en joyería; transparente, de color azul-verdoso similar al color del agua del mar, cuya transparencia y color azul se deben a la presencia de óxido ferroso en su composición química (de hierro bivalente Fe2), mientras que el color verdoso se debe a la presencia de óxido férrico (de hierro trivalente Fe3), color que se lo puede eliminar mediante un moderado calentamiento para que el Fe3 se convierta en Fe2. Este tratamiento térmico es común, ya que la aguamarina es más valiosa cuanto más oscuro sea el color azul que presenta. Su etimología es la misma que la de la esmeralda, porque solo es una variedad de ella, de la que difiere solamente en el color.
  4. El heliodoro, berilo de color amarillo-oro, que en la antigüedad era conocido con el nombre de 'un regalo del sol', cuya etimología viene del griego ἥλιος (hélios) 'el sol' + δῶρον (dóron) 'don, regalo'.
Por otra parte, los berilos que mencionaremos a continuación son los llamados "berilos de la nueva era" o "piedras de la nueva era" por haber sido descubiertos en los últimos siglos, y cuyas características, nombres y etimologías son los siguientes:
  1. El Berilo rojo, también llamado 'esmeralda roja' o 'esmeralda escarlata', cuyo color rojo se debe a que contiene óxido de manganeso trivalente Mn3. El berilo rojo es muy escaso, encontrándose principalmente en Utah y Nuevo México. Los berilos rojos de mayor calidad pueden costar hasta casi 8000 euros por quilate, pero a veces se lo confunde con el berilo frambuesa o pezzottaíta, mineral de la clase de los ciclosilicatos, que se encuentra en Madagascar y Afganistán, diferenciable por tener un índice de refracción distinto, y cuya etimología se debe a que fue nombrado así en honor al geólogo italiano Federico Pezzotta, su descubridor.
  2. La goshenita, es el nombre de un berilo incoloro. La etimología de su nombre se debe a la localidad de Goshen, Massachusetts, lugar donde se la encontró por primera vez. Puesto que las distintas coloraciones del berilo se deben a impurezas y el berilo puro es incoloro, se podría suponer que la goshenita es la variedad más pura de berilo. Pero en realidad hay una buena cantidad de factores que pueden actuar como inhibidores de la coloración del berilo, por lo que la suposición de pureza no tiene por qué ser cierta. La goshenita suele aparecer en la mayoría de los yacimientos de berilo. Debido a su transparencia, en los últimos siglos se usaba para hacer cristales de gafas y otras lentes, pero hoy en día se usa principalmente como gema y como fuente primaria de berilio. El valor de mercado de la goshenita es relativamente bajo, pero se lo puede aumentar exponiéndola a radiación de partículas de alta energía, que provocan un cambio de color, dependiendo de las impurezas presentes en la goshenita.
  3. La morganita, es una escasa y delicada variedad de berilo, de color rosa y con una extraordinaria calidad de gema, lo que se debe a que contiene óxido de magnesio Mg2 y óxido de cesio Cs1, un metal raro en la naturaleza, que es el que produce esa hermosa tonalidad rosa de esta gema, que comenzó a llamarse "morganita" desde 1911 (antes se llamaba "Berilo Rosado"). En estas décadas se ha encontrado registros de su existencia en el Antiguo Egipto, donde recibía el nombre de "La Piedra del Amor Puro" y era utilizada por videntes, magos y sacerdotes como una herramienta para aumentar su poder espiritual y desarrollar su capacidad para ver el futuro. La morganita tiene pleocroísmo (del gr. πλέων (pléon) 'numeroso' + χρομ- (chrom-) 'color' + -ισμός (-ismós) 'sistema', que es la propiedad que tienen ciertos minerales de ofrecer, por transparencia, colores distintos según sea la dirección en que se los mire al trasluz), y policroísmo (del gr. πολύχροια (polýchroia) 'gran variedad de colores' + -ισμός (-ismós) 'sistema', que es la propiedad de ciertos minerales de ofrecer, por reflexión o por refracción, distintos colores según sea la dirección en que reciben la luz o la dirección en que se los mire), y por eso es necesario cortarla y pulirla correctamente para reducir al mínimo otros reflejos y destacar su hermoso color rosado, color que también se suele mejorar con un moderado calentamiento (a 400ºC). Algunas de las mejores morganitas del mundo provienen de Madagascar. Pero las formas más raras de Morganita provienen de Minas Gerais, sudeste de Brasil, donde se encuentran cristales de color rosa puro, así como algunas variedades altamente apreciadas que contienen aguamarina y morganita en el mismo cristal. El origen de su etimología es el siguiente: En áfrica, las primeras morganitas de buen tamaño, brillo y color se encontraron por primera vez en 1910, en una isla de la costa de Madagascar, en donde se le dio el nombre de 'esmeralda rosa' y se la declaró joya oficial de Madagascar. Pero cuando la joyería Tiffany &Co de Nueva York quiso introducir esta joya en el mercado de los Estados Unidos, se dieron cuenta que era la misma gema que se había descubierto en California en 1900, dentro de los minerales extraídos de las minas de turmalina del distrito de Pala, San Diego, California, donde la llamaban 'berilo rosa', e incluso ya era vendida por Tiffany &Co en Nueva York, cuyo mayor comprador era el banquero y coleccionista de gemas John Pierpont (JP) Morgan (1837-1913), quien llegó a tener una amplia colección de gemas y minerales raros, y que por motivos aún desconocidos, quizá presintiendo su muerte, donó en 1909 toda su colección al Museo Americano de Historia Natural, de Nueva York, cuyo procurador era un amigo de JP Morgan, el científico George Frederick Kunz (1856-1932), quien además era jefe gemólogo de Tiffany &Co y vicepresidente de la Academia de Ciencias de Nueva York. Así, a causa de lo de Madagascar y por propuesta del propio Kunz, en diciembre de 1910 la Academia de Ciencias de Nueva York resolvió oficialmente rebautizar al berilo rosa como "morganita", para honrar a JP Morgan por sus donaciones de gemas y minerales al Museo Americano de Historia Natural, de Nueva York.
  4. La turmalina, es un flúor-boro-silicato cíclico de alúmina, sodio, calcio, hierro, magnesio y manganeso, conocida como "la gema del arco iris" porque todos o casi todos estos colores se hallan presentes en cada cristal de turmalina, y cuya etimología procede de las palabras cingalesas "touramalli", que significa, "piedra de colores mezclados" y la palabra "turamali", que significa "piedra que atrae las cenizas", debido a la propiedad piezoeléctrica que tiene la turmalina de atraer paja y cenizas cuando se la calienta.

Fuentes:

  1. Wikipedia y otras páginas más como 'Esmeralda', 'Aguamarina', 'Lenguas_drávidas', etc.
  2. Definiciones-de.com, más los diccionarios de Google, el DLE y el wiktionary de wikipedia.org.
  3. Piedraspreciosas7.com- (contiene todo sobre 'morganita')
  4. Joan Corominas, Breve diccionario etimológico de la Lengua castellana (3ª edición, 4ª reimpresión), Editorial Gredos, S.A. - Madrid, España, 1987.
  5. Babor-Ibarz, Química General Moderna (6ª edición), Editorial Marín, S.A. - Barcelona, España, 1983
  6. Mis apuntes e investigaciones personales que vengo recopilando desde hace más de 60 años (cuando no había ni computadoras ni internet).

- Gracias: GustavoAl


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.