Etimología de BERBERECHO

BERBERECHO

La palabra berberecho designa a un apreciado molusco marino comestible, bivalvo y de conchas estriadas, que se corresponde con la especie Cerastoderma edule (berberecho común) o Cerastoderma glaucum (berberecho verde). Su etimología se presta a cierta discusión. La RAE lo considera un derivado del griego βέρβερι ("berberi", ostra que contiene una perla), que es voz tardía que aparece testimoniada en Atheneo de Naucratis (sofista de los siglos II-III d.C.) aunque él atribuye la mención del vocablo a Andróstenes (historiador del s. IV contemporáneo de Alejandro Magno). Es esta una palabra rara en griego, prestada, para la que algunos suponen un posible origen macedonio o tracio porque la relacionan con βερβέριον ("berberion", vestimenta andrajosa), palabra de la que Hesiquio de Alejandría (lexicógrafo del s. V d.C.) sugiere que es de origen macedonio. Lo realmente insólito es cómo este raro vocablo tardío del griego habría pasado al latín vulgar generando el derivado berberecho, es algo que queda inexplicado y que resulta un poco inexplicable como bien indica Corominas. Habría que ver si esta voz no llegaría desde el griego bizantino a través del lenguaje de marineros, porque de lo contrario no se explica tal origen.

No es que sea mucho mejor la explicación de Corominas, para quien la voz procedería de una forma céltica o astur completamente imaginaria *berberískolo-, vinculada a una raíz indoeuropea bher-2 (cortar, perforar, tallar). Como algunas veces, Corominas cuando no resuelve fácilmente una etimología por los medios conocidos, le echa imaginación al asunto.

Lo cierto es que en gallego se dice berbericho, en asturiano berberichu, en portugués berberixo, berberisco y berbigão, forma esta última, que según nos indica Joaquín, es la que ha pasado a la Andalucía atlántica, donde se les llama verdigones por etimología popular por el color del verdín que a veces los cubre. Parece que en portugués se ha hecho proceder la palabra berbigão de vervex, vervēcis (carnero), lo cual podría tener cierto fundamento semántico, pues la concha bivalva del berberecho en la zona próxima a la charnela presenta un retorcimiento o curvatura que puede recordar a la cornamenta de un carnero.

También es verdad que formas como berberecho, berbericho y la variante portuguesa berberisco que recoge Corominas, hacen pensar mucho en nuestro adjetivo berberisco, derivado de Berbería y bereber, y estos del latín barbărus (extranjero, bárbaro). ¿Cabría pensar también en una deformación de la palabra por etimología popular al asociarse este molusco quizá con costas de bereberes o haber sido de consumo preferente en ellas?

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.