Etimología de BANCO

BANCO

La palabra banco en realidad puede hacer referencia a varias cosas, por ejemplo, 'asiento', 'mesa de trabajo' como para un carpintero, un 'banco de peces', 'almacén médico' donde se guardan órganos como ojos, sangre, capa de gran espesor en geología, una capa de hielo (banquisa), etc.

En cualquier caso, el término viene del francés medieval banque, a su vez del italiano antiguo banca, y este del antiguo alto alemán bank, literalmente 'una acumulación de algo, como un banco de nubes, un montón de tierra o nieve, pero también una especie de mesa que se usaba desde la antigüedad para ejercer el trabajo bancario, en el sentido de una institución financiera o banco, donde se intercambiaban monedas y / o se resguardaban otros bienes. Bank tal vez proceda del antiguo nórdico *banke, *banki, relacionado con el viejo islandés bakki (eminencia o elevación del terreno, ondulación del paisaje, cadena montañosa).

Las riquezas comprimidas en forma de oro y otros metales de valor tenían la desventaja de no poderse tener o cargar con uno por el peligro de extravío o de que alguien nos las robase, al menos que estuvieran bien ocultas y protegidas. Esto fue esencialmente lo que motivó el nacimiento de los bancos o la banca comercial. En la antigüedad los templos eran considerados como refugios protegidos de carácter sagrado y construcción sólida y resistente, en donde era poco probable que llegaran los ladrones. Así, por ejemplo, en Egipto y Mesopotamia el oro se depositaba en esos recintos sagrados. La idea o concepto de los bancos para manejar valores empezó probablemente hacia el siglo XVIII a.C., en los tiempos del rey de Babilonia Hammurabi, en los que se tienen indicios que los religiosos hacían préstamos.

Los griegos, hacia el siglo IV a.C. llamaban τραμεζίτης (trapezites) a los encargados de las mesas de cambio o banqueros, y la τραμεζιον (trapezion) era el nombre de la mesa pequeña del cambista.

Los romanos también tenían sus banqueros, más o menos a partir del siglo II a.C., pero los llamaban argentārĭus, de argēntum (las riquezas, el dinero, la plata o alhaja de plata, ya que las monedas contenían plata en aleación con otros metales, como el oro); así mismo los llamaban argentārĭus nummularius (del latín nummus, 'moneda'), pues eran los que manejaban, prestaban e intercambiaban, las monedas. Y la mesa donde tenían su actividad se llamaba mensa argentārĭa, de mensa, 'mesa'; también existe la expresión latina creditōrum fraudulatĭo para designar la quiebra o bancarrota del banco (de crēdĭtum, 'deuda o crédito que uno tiene a su favor', derivado del verbo credo, ere, 'confiar' y fraudare, 'defraudar', 'engañar'). Término que se hizo muy común en la época medieval, cuando los italianos fueron unos banqueros muy poderosos (sobre todo en los ss. XIII-XIV), debido a que la bancarrota era considerada como una consecuencia del uso fraudulento del dinero. Los italianos florentinos del Medievo llegaron a tener bancos en lugares como Jerusalén, Londres, París, Constantinopla, Sevilla, etc.

Debe advertirse que la mensa, como mesa para negociar monedas, 'banco público', 'tesoro público' o mensa publica (en Cicerón, por ejemplo), era solo una de las acepciones o uso del término, pues la mensa (mesa), podía usarse para cualquier propósito. Quizás los sentidos más antiguos de mensa eran 'mesa en los templos' o 'altar para la adoración o veneración', 'los alimentos en si', o sea, 'los platos con la comida ya preparada'. También 'donde se colocaba carne o vegetales para su venta', 'la mesa del carnicero', 'mesa de sacrificios', 'plataforma para exponer y ofrecer esclavos', 'mesa para destazar (mensa lanionia), así como mensa lusoria o mesa de juegos en latín tardío, etc.

Las primeras monedas acuñadas de oro y plata fueron probablemente hechas en Lidia, Anatolia allá por el siglo VI a.C., durante el reinado de Creso, quien nació hacia el año 595 a.C., aunque ya los antiguos egipcios atesoraban sus bienes en forma de barras de oro alrededor del IV milenio a.C.

Si se hubiera generalizado el uso de la palabra latina mensa para denominar a la mesa bancaria, tal vez ahora estuviésemos hablando de MBVA, 'Mesa Bilbao Viscaya', en lugar de BBVA (Banco Bilbao Viscaya) o la Mesa Wells Fargo estadounidense, en vez de Wells Fargo Bank, pero como se impuso el vocablo germano bank, nombramos al Banco BBVA o Banco Bilbao Vizcaya o al Wells Fargo Bank o Banco Wells Fargo.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.