Etimología de OFIUCO

OFIUCO

El nombre Ofiuco se origina del griego ὀφιοῦχος (ofiujos), formada de ὂφις (οfis), serpiente y - οῦχος (-ujos) del verbo ἒχω (ejō), yo tengo, sostengo, mantengo, (véase también: entelequia), o sea serpiente- sostenedor / curador.

Otras palabras castellanas que contienen la voz ὂφις son las:

  • Ofiolatría (λατρεία, latría, culto): culto de las serpientes.
  • Ofidio (ὀφίδιο diminutivo de ὂφις): serpiente.
  • Ofiófago (ὀφιοφάγος de φαγεῖν, comer): que se alimenta de serpientes (véase también: onicofagia).

- Gracias: PAGOT


La palabra Ofiuco tiene como raíz el prefijo ofi propio de la palabra ofidio, sinónimo de "serpiente". La palabra Ofiuco es la denominación de uno de los 13 grupos de estrellas (constelaciones) que forman el zodiaco, franja del firmamento que es cortada por el plano de la órbita de la Tierra extendido al firmamento. Como signo zodiacal no está incluida en el bagaje cultural del horóscopo tradicional astrológico y por eso tampoco figura en el Diccionario de la Real Academia Española (como sí el nombre de las 12 restantes), de ahí que Ofiuco no sea popular y sea motivo de extrañeza entre el público y de polémica en el mundo astrológico.

En relación al concepto de serpiente u ofidio la constelación Ofiuco está en mitad de la constelación de la Serpiente y la divide en dos partes: la Cabeza de la Serpiente (Serpens Caput) y la Cola de la Serpiente (Serpens Cauda). Por eso también se le denomina "El Serpentario".

Astronómicamente, desde el Sol podemos ver a La Tierra transitando por la región sur de Ofiuco durante 18 días desde el 1 de junio al 18 de junio, y por tanto, desde la Tierra, veríamos a Ofiuco al otro lado del Sol desde el 29 de noviembre al 17 de diciembre, periodo que en el mapa astrológico tradicional corresponde prácticamente a la primera mitad del signo de Sagitario. Las conocidas 12 constelaciones son las manejadas por la tradición astrológica desde tiempos babilónicos paralelamente a 12 meses de número irregular de días (como el moderno calendario romano gregoriano) y a la división del círculo del reloj en 12 partes. Por su lado, Ofiuco introduce el valor 13 en el ámbito zodiacal, y tal número es válido para el año terrestre y para el círculo, pues divide armoniosamente al año en 13 meses cuadrados (de 4 semanas, 28 días) + 1 día, y al círculo de 260 partes en 13 partes de 20 grados.

La palabra Ofiuco designa al que utiliza la ponzoña o veneno de la serpiente como poción curativa por conocer el secreto de que el remedio está en el propio veneno. Entre las significaciones simbólicas de los signos zodiacales que representan a animales y humanos, Ofiuco representa a la medicina de la serpiente, al sanador y al poder espiritual -no comercial- de la sanación. Mitológicamente, Ofiuco representa a Asclepio, dios griego de la medicina que fuera incluido por Zeus entre las constelaciones, un personaje que fuera adoptado por la Organización Mundial de la Salud -salud organizada a través del dinero- en su simbología: el caduceo con la serpiente enroscada a un eje vertical. En la cultura celta, el dios de la medicina era Bran, o en la judeocristiana lo era Jesús. El autor del Libro de Números de la Biblia narra en 21:8 cómo Dios encarga a Moisés hacerse una serpiente de bronce y ponerla sobre un asta, pasaje del Antiguo Testamento que conecta con el Nuevo Testamento a través del pasaje del evangelio de Juan, capítulo 3 versículo 14: "Así como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así debe ser levantado el hijo del hombre".

- Gracias: navelegante


Ofiuco en español, en latín Ophĭūchus, genitivo Ophiuchi, es una constelación también llamada Serpentario, literalmente "el que sostiene o tiene asida una serpiente" (del latín serpens, serpentis, 'serpiente').

Esta larga constelación ecuatorial que se extiende de norte a sur, rodeada por El Escudo, Águila, Hércules, Corona Boreal, El Boyero, Virgo, Libra, Escorpión y Sagitario, está representada desde la antigüedad griega por un hombre, según el mito, Esculapio, el dios de la medicina, que sostiene a la serpiente con sus manos a nivel de la cintura.

El latín lo tomó del griego Ὀφιοῦχος = Ophiouchos u Ophioukhos, "el que lleva o carga una serpiente, formada por ὄφις (óphis, 'serpiente') + ἔχω (ékhō, echō', 'cargar'). Esta constelación es nombrada por griegos como Homero, Eudoxos de Cnidus, Arato y los romanos Cicerón (quien la llama Anguĭtĕnens, "el que retiene o sostiene una culebra o serpiente", de anguis, 'serpiente' y tenere, 'retener', 'no soltar'), Higinio y Ovidio.

Hurgando en fuentes escritas diversas, la explicación mitológica acerca de esta constelación es diferente a la expuesta más arriba:

Como todos los mitos, el de Ofiuco presenta variaciones según los autores consultados, pero tal vez el siguiente es el más aceptado o al menos, el más conocido:

El dios de la medicina era Esculapio, en griego antiguo Ασκληπιος = Asklêpios, Æscŭlāpĭus en latín clásico: literalmente "cortar para abrir", cuyo símbolo era una serpiente enrollada en un báculo. Algunos dicen que Hipócrates era descendiente de él. Esculapio era hijo de Apolo y la princesa Coronis o Corónide, que fue muerta por el mismo Apolo por celos, debido a su infidelidad con el mortal Isquis, o quizá la mató Artemisa. Cuando su cuerpo estaba en la pira, le cortaron el vientre y sacaron al niño Esculapio, el cual fue entregado al centauro Quirón para su custodia, quien lo vio como un hijo y lo educó, enseñándole sobre todo el arte de curar. Se cuenta además que Apolo, arrepentido, por la muerte de Coronis e indignado con un cuervo blanco delator, le cambió su plumaje a negro, color que estas aves conservan para siempre.

Glauco era un joven, hijo del rey Minos y en cierta ocasión, al estar jugando se ahogó en un tarro con miel. Cuando Esculapio vio el cuerpo inerte del muchacho, advirtió que una serpiente se arrastraba hacia él, a la que mató con su bastón. Pero luego llegó otra serpiente con una hierba en su boca, la colocó sobre la otra recién muerta y asombrosamente volvió a la vida. Ante esto, Esculapio cogió la misma yerba, la puso sobre el cadáver de Glauco, quien también resucitó milagrosamente. Algunos escritores creen que era muérdago utilizado en medicina ya por los antiguos. Lo cierto es que según el romano Higinio, Ophiuchus se encuentra en el cielo sosteniendo una serpiente que se volvió el símbolo de la curación, que hasta nuestros días vemos en la medicina moderna, tal vez porque estos reptiles mudan de piel periódicamente, lo que aparenta una facultad de renacer cada vez.

Fue así que Esculapio logró tanta fama como curandero y resucitador, pero eso no le gustó a Hades, hermano de Zeus, pues alteraba las cosas en el inframundo, por lo que Zeus (Júpiter romano) decidió matarlo con su rayo letal y lo envió al cielo bajo la forma de esta constelación.

Los templos dedicados a Esculapio se llamaban Ἀσκληπιεῖον Asklepieion; en latin Æsculapīum donde los enfermos dormían por las noches para que el dios revelara los remedios para las enfermedades en sus sueños. Entonces los pacientes los contaban a un sacerdote al día siguiente y les prescribía la cura. Había templos de este tipo en Epidauro, Cos, Atenas, Pérgamo y después en Roma.

En la palabra Serpentario encontramos el sufijo latino de relación o pertenencia -ario de -arius, como en las palabras planetario, escapulario y abecedario; es decir, Serpentario es el que tiene relación con las serpientes y Ofiuco el que sostiene a una serpiente.

Fuentes:

  • Cotterell Arthur & Rachel Storm. 2009. Mythology. p. 26. USA.
  • Willis Roy. 1998. Mythology. p. 138, 168, 169. Lecturas del 27 de marzo de 2019.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.