Etimología de TUNTÚN

TUNTÚN

La palabra tuntún viene a significar desmesura, falta de cálculo o reflexión, desconocimiento total, solamente empleada en las expresiones "al tuntún" o "al buen tuntún". Hacer o decir algo al tuntún o al buen tuntún, es hacer o decir sin cálculo, ni reflexión, ni conocimiento alguno del asunto, al puro invento.

Para Corominas, como tantas veces, este tun-tun es una creación expresiva de la onomatopeya de un golpe, explicación que dista mucho de ser satisfactoria. Otros muchos y entre ello está lo que ya recogía la Academia en el diccionario de Autoridades, explican que tal expresión es la deformación de una expresión latina no bien entendida por el pueblo, bien vultum tuum o ad vultum tuum (a tu rostro, ante tu rostro, ante tu presencia), malinterpretada como "a bulto" y deformada a algo comprensible desde ad -vul- tum-tuum como "al buen tuntún".

Pero el contexto exacto de esta expresión varía según fuentes. En bastantes lugares se lee erróneamente que surge del verso te mens anhelat, vultus ad vultum tuum, que aparece en el salmo bíblico 44, versículo 13. Pero tal verso no corresponde a ningún salmo bíblico, y si vamos al salmo 44 (que para algunas clasificaciones es el 45), en el versículo 13, dice exactamente: Filia Tyri cum muneribus; vultum tuum deprecabuntur divites plebis (La hija de Tiro con sus regalos; tu rostro reclamarán los ricos de la plebe). Semejante contexto sí podría facilitar la confusión a aquellos que sólo a medias entendían un críptico latín en que la "hija de Tiro" podría venir "con sus regalos", "a bulto". Pero no es este el contexto que suele señalarse. El verso citado te mens anhelat, vultus ad vultum tuum ("la mente te desea, el rostro ante tu rostro"), parece que no corresponde a ningún salmo bíblico, sino a un salmo muy popular compuesto en latín en el s. XVI por el humanista escocés George Buchanan (1506-1582), e inspirado remotamente en el salmo 27 de la Biblia, y titulado Dominus illuminatio mea. El escocés escribe en efecto:

Audi invocantem supplicem, et fractum malis
Bonus favensque subleva.
Te mens anhelat, vultus ad vultum tuum
Intentus usque respicit.

Quienes defienden el origen a partir de este último texto, dicen que a causa de repetir la gente sin ton ni son la expresión ad vultum tuum, deformada finalmente, quedó como prototipo de lo que se dice sin conciencia, sin conocimiento y por las buenas. Habría que ver también cuán popular o no fue el salmo de Buchanan, que por otro lado algún problema con la inquisición tuvo a lo largo de su vida.

Lo cierto es que la palabra vultus, en latín arcaico voltus, se asocia por algunos con la misma raíz indoeuropea *wel- (querer, desear), que da lugar al verbo velle. El posesivo tuus-a-um (tuyo) se deriva del pronombre personal tu, quesuele vincularse a una raíz indoeuropea *yu- que alternaba con la forma *twe- para la segunda persona del singular.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.