Etimología de DEFECTO

DEFECTO

La palabra defecto viene del latín defectus-us, nombre de efecto o resultado formado a partir del tema de supino del verbo deficĕre (que principalmente significa faltar, dejar de actuar por no estar presente, separarse y abandonar). La palabra defectus, propiamente es desaparición, falta o carencia de algo, y además de ese sentido genérico se aplicaba en latín a las deserciones o sublevaciones (cuando uno se aparta o se ausenta de un apoyo a un poder establecido), a los eclipses de los astros, al agotamiento o flaqueza (cuando a uno le faltan las fuerzas), a una culpa jurídica derivada de una falta de actuación o a la imperfección derivada de la falta de algo. Todavía tenemos el latinismo puro deficit (literalmente "él falta"), para indicar la falta o carencia en los beneficios económicos esperados creando un descubierto respecto al capital invertido, o en general la falta o carencia de algo necesario.

Es por eso que si vamos al DRAE todavía encontraremos que defecto es una imperfección por carencia de una cualidad que debiera ser propia o un fallo por carencia o flaqueza, como cuando decimos "un defecto de forma" (falta de algo necesario para la forma correcta). Pero la gente entiende comúnmente defecto como una mala cualidad, cuando en realidad es la falta de una cualidad o actuación y así popularmente defecto ha adquirido el valor de la palabra vicio (del latín vitium, que sí designa desde el origen a una actuación desviada de lo correcto). Así, etimológicamente no debiera decirse "el defecto de la ignorancia" para referirse a la ignorancia que alguien tiene, porque una falta de ignorancia en realidad debería significar la sabiduría. En este sentido defecto es en la práctica sinónimo bastante aproximado de falta (de fallere en el sentido de flaquear, caer y no estar operativo), como cuando decimos una falta de educación (una actuación sin educación en que falta la educación) o una falta de tacto (actuación en que ha faltado el tacto). Y también decimos muy correctamente obrar por defecto (dejar de hacer todo lo necesario o pertinente), como antónimo de obrar por exceso (actuar más allá de lo necesario o de las propias atribuciones).

El verbo deficĕre es un prefijado con de- (separación con idea de descenso) del verbo facĕre (hacer, actuar). Del verbo latino facĕre proceden numerosísimas palabras, como hacer, hacienda, facción, factura, faena, artefacto, efecto, confección, perfecto, rectificar, putrefacción, y un largo etcétera. Se asocia a una raíz indoeuropea *dhē- (poner, arreglar).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.