**

Etimología de BIZARRO

-
-

BIZARRO

La palabra bizarro viene del italiano bizzarro y se refiere a alguien muy valiente, en el sentido de macho barbudo, o hombre con pelo en pecho. Se dice que los italianos lo tomaron del vasco en donde bizarra se refiere a la barba y se refería a los furiosos soldados barbones.


Una nota interesante sobre esta palabra. En castellano podemos usar la palabra bizarro para indicar que algo tiene aire marcial. Desafortunadamente muchas personas traducen literalmente del inglés la palabra "bizarre" (extraño) como bizarro sin entender su verdadero significado.

- Gracias: ianoboa


El DRAE reconoce su origen italiano y su traducción como iracundo, las acepciones para el español son sólo dos: la primera: valiente (o esforzado), y la segunda: generoso, lucido y espléndido.

- Gracias: Patomon


El origen del español bizarro lo ha estudiado Corominas en su Diccionario Crítico Etimológico Castellano e Hispánico (DCECH) en un artículo muy bien documentado con gran profusión de datos históricos y lingüísticos y que no deja lugar a dudas sobre su origen italiano: Viene del término bizzarro "iracundo", "furioso", "fogoso", que, a su vez, deriva de bizza "ira instantánea", "rabieta", término éste ya de origen incierto.

El pretendido origen vasco lo analiza Corominas desde sus comienzos y le hace un seguimiento esclarecedor. Parece ser que el primero en sugerirlo fue Baltasar de Echaue, en su obra Discursos de la antigüedad de la lengua cántabra bascongada (1607), donde la hacía derivar de "viçarra, hombre de barba o pelo en pecho". Se aceptó esta etimología con rapidez y escaso sentido crítico, especialmente por autores de gustos marcadamente vascófilos, sin reparar en que el euskera bizarr significa únicamente "barba".

Tampoco se reparó, y esto parece menos excusable en los estudios diacrónicos de una lengua, en el hecho incontestable de que en italiano la palabra está en uso continuado desde, por lo menos, el s. XIII (1212), mientras que en español no aparece hasta el último tercio del s. XVI (1569). En vano se la busca en ningún autor medieval -salvo una aparición aislada: en la traducción precisamente de la Divina Comedia de Dante hecha por el Marqués de Villena en 1428, lo que habrá que interpretar mejor como una interferencia léxica del italiano-, ni tampoco en los lexicógrafos de los ss. XV y XVI como Alonso Fernández de Palencia (1490), Elio Antonio de Nebrija (1495), Pedro de Alcalá (1505), Cristóbal de las Casas (1570) o Alonso Sánchez de la Ballesta (1587).

En español, además -señala Corominas-, bizarro es palabra literaria, sin arraigo popular, lo que no se corresponde con el pretendido origen vascuence y sí con la moda cultural del italianismo, mientras que en italiano, por el contrario, es un término plenamente popular, con presencia en los dialectos, donde se producen desplazamientos semánticos como bizarr "irritable" en el Piamonte, Bolonia y Romaña, bizaro "bueno" en Génova y bizzarro "altanero" en Nápoles.

Aduce también Corominas que la palabra se documenta antes en francés (1533) que en español (1569). Es verdad que un diccionario del prestigio de Le Robert comete el desliz de pretender que el francés lo ha tomado del italiano pero que éste lo tenía del español (« de l'ital. bizzarro, "capricieux", empr. à l'esp. bizarro, "brave" »), pero el Trésor de la langue française, publicado por el Centre National de la Recherche Scientifique (1975) vuelve a poner las cosas en su sitio negando que el francés venga del español por razones cronológicas, exactamente el mismo criterio que Corominas.

Otra cuestión es la de la semántica. En español el significado de bizarro es "valiente", "esforzado", o bien "lucido", "airoso". En francés bizarre es "extraño", "extravagante". Del francés ha tomado la palabra el inglés con el mismo significado. Ahora algunas personas en español usan bizarro con el mismo significado que en francés y en inglés. El Diccionario panhispánico de dudas, editado por la Asociación de Academias de la Lengua Española (2005) desaconseja este uso:

«Debe evitarse su empleo con el sentido de 'raro o extravagante', calco semántico censurable del francés o del inglés bizarre: «-Es un nombre bizarro. -No cuando se ha nacido en Sídney y se es australiana» (Leyva Piñata [Méx. 1984]). Tampoco debe emplearse bizarría con el sentido de 'rareza o extravagancia'».

Pero si la gente lo emplea así y el uso se continúa extendiendo, por mucho que las Academias lo censuren, puede llegar un momento en que sea general y se vean obligadas a aceptarlo. Porque, a fin de cuentas, evolucionar es lo propio de las lenguas, si no estaríamos todos todavía hablando latín, o algo más rancio aún.

- Gracias: Joaqu1n



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B

C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 10.033) añadidas al diccionario:
escabel   collazo   aullar   collado   pezuña   jerigonza   Cleopatra   pavía   Nicomedes   trucha  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
puta   libélula   hipófisis   odonato   ablepsia   mácula   pedestal   ungulado   palangre   so  
Último cambio: Domingo, Diciembre 21 11:06 MST 2014