Etimología de DOBLETE

DOBLETE

La palabra doblete es un derivado de la palabra doble. Esta nos viene del latín duplus (doble), a través de su adverbio derivado duple (doblemente), con la típica sonorización de p entre vocales o entre vocal y sonante (r, l). Se forma a partir del latín duo (dos) y la raíz pleg-/ plic- (plegar, doblar o trenzar). Y hay muchas palabras de su familia léxica, como duplicar, reduplicado, redoble, el latinismo dúplex, o, sólo con la raíz plec-/plic-, plegar, plegamiento, complexión, complejo, perplejo, complicar, cómplice, réplica, aplicar, etc.

En lingüística un doblete es una pareja de palabras que tiene su origen en un mismo étimo, y es un fenómeno frecuente y propio de nuestro léxico latino. Se debe a que nuestras palabras latinas tienen un origen doble: vulgar o patrimonial (generadas desde el latín por una comunidad de hablantes poco letrada) y culta (reinsertadas en el conjunto de la lengua vulgar romance por parte de los hablantes de latín).

Las lenguas romances (diversas formas de latín deformado con reglas fonéticas algo diferentes en cada zona y que dan lugar al español, catalán, portugués, francés, italiano, rumano, romanche, sardo y otras lenguas perdidas o de escasos hablantes) nacen entre el año 500 y el 800 d.C. Pero estas lenguas, en su etapa primitiva, presentaban un conjunto relativamente reducido de palabras, pues las habían generado hablantes modestos y poco letrados corrompiendo o alterando el latín, hablantes que gastaban un vocabulario limitado y sobre todo aplicado a lo concreto y a la realidad de su forma de vida modesta. En toda Europa los cultos y escolarizados no sólo escribían en latín, sino también hablaban entre ellos en puro latín, que fue empleado como lengua de comunicación internacional de la cultura hasta el S. XVIII. Así, desde la Edad Media, en las áreas romances, cada vez que los cultos debían emplear la lengua romance del pueblo y observaban la ausencia o pérdida de palabras para expresar montones de conceptos, reintroducían en la lengua la palabra latina que necesitaban adaptando sólo su final, bien porque esa palabra alterada en romance se había especializado en expresar otra cosa, o bien porque esa palabra había desaparecido y no existía en el vocabulario romance. En el caso de que esa palabra existiera deformada en la lengua romance, al introducirla de nuevo, se generaba un doblete.

Así tenemos infinidad de dobletes, como por ejemplo:

  • agüero y augurio (ambas del latín augurium),
  • caldo y cálido (ambas del latín calidus),
  • contar y computar (ambas del latín computare),
  • cosa y causa (ambas del latín causa),
  • delgado y delicado (ambas del latín delicatus),
  • derecho y directo (ambas del latín directus),
  • frío y frígido (ambas del latín frigidus),
  • fuego y foco (ambas del latín focus),
  • horma y forma (ambas del latín forma),
  • lidiar y litigar (ambas del latín litigare),
  • llamar y clamar (ambas del latín clamare),
  • llave y clave (ambas del latín clavis),
  • soltero y solitario (ambas del latín solitarius),
  • tonto y atónito (ambas del latín attonitus),
  • etc.

- Gracias: Helena


Según, Pokorny y Robert-Pastor la raíz de duplex se formaría con la raíz indoeuropea *dwo- (dos) y *pel-5 (plegar).


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.