Etimología de SUBDUCCIÓN

SUBDUCCIÓN

La palabra subducción es un tecnicismo de la geología. La tectónica de placas explica que la parte más superficial de la corteza terrestre está formada por placas discontinuas que forman tanto continentes como fondos oceánicos. Estas placas más rígidas flotan, por así decirlo, sobre una capa terrestre más densa y plástica que ellas y en principio se mueven y desplazan por la rotación terrestre y también después por otros impulsos derivados de la dinámica creada entre ellas. En los límites de una placa con otra se producen diversos fenómenos. Si dos placas se alejan una de la otra tenemos habitualmente un límite de tensión, en que lo que sucede es que el material subterráneo asciende por ese límite por el peso de las placas, y forma dorsales o cordilleras emergentes, como la dorsal oceánica del centro del fondo del Atlántico, donde hay un límite de tensión de placas (con el tiempo pueden emerger islas y hasta un nuevo continente), igual que si separamos dos galletas que flotan en un tazón de chocolate, presionando además sobre ellas con los dedos: el chocolate ascenderá entre las dos. Pero si al contrario, dos placas se mueven una contra la otra, tendremos un límite de subducción: la subducción consiste en que una acaba hundiéndose por debajo de la otra, generando una fuerte fricción que crea roturas y grietas, y magmas volcánicos por las altas presiones y temperaturas, y elevando el borde de la otra placa: la consecuencia será una zona de terremotos recurrentes y periódicos, y también fenómenos de vulcanismo, así como fuertes fallas. Es como si empujamos las galletas que flotan en el chocolate una contra la otra: se hundirá al final una bajo la otra y se resquebrajarán sus bordes. Los frecuentes terremotos del área de San Francisco en California se deben a que en la zona hay un límite de subducción de placas, el mismo que genera el cinturón de fuego de los volcanes del área del Pacífico. A veces como las placas son irregulares y se mueven en diferentes sentidos, en sus límites puede haber pequeñas zonas de subducción y en cambio otras de tensión. Es lo que pasa en el Mediterráneo: sólo en algunos puntos hay una subducción local, y a lo mejor es un área sísmica pequeña.

La palabra subducción es cultismo tomado del latín subductio, subductionis (acción de conducir desde abajo hacia lo alto y levantar, que en latín también se empleaba para la conducción de navíos a la orilla), nombre de acción del verbo subducĕre (conducir desde abajo hacia lo alto y levantar).

El verbo se forma con prefijo sub- y el verbo ducĕre (guiar), que se vincula a una raíz indoeuropea *deuk- que significa guiar, dirigir y conducir. Esta raíz también dio en latín la palabra dux (guía, conductor, jefe o general en un ejército), que en romance se convirtió en la palabra "duque", que designaba al más alto rango de la nobleza feudal (antiguos generales de un rey). Conducir, reducir, reducto, conducto, acueducto, seducir, deducir, inducir, etc., son palabras que contienen la misma raíz.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.