Etimología de HORTERA

HORTERA

La palabra hortera (bandejita de palo), antes fortera, es de origen incierto, pero probablemente viene del latín offertoria (patena de metal, donde se ofrece la hostia). Según Corominas1 la evolución sería: offertoria -> *fortoria -> *fortuera -> fortera -> hortera.

En Madrid, España, a los jóvenes que trabajan como ayudante en las tiendas los llaman "horteras". Al parecer está semántica viene porque los ayudantes de farmacía estaban encargados de depositar los ingredientes de la medicina en horteras, con las que el farmacéutico preparaba la receta.

Parece que estos horteras no se vestían muy bien. De ahí que otro significado para la palabra hortera es "vulgar y de mal gusto".

Fuente:

  1. Breve Diccionario Etimológico de la lengua Castellana - Joan Corominas - Tercera edición - 1973.

Al parecer, el uso madrileño de la palabra hortera para motejar al dependiente de comercio es una reminiscencia del cambio de costumbres del siglo XIX.

En aquel tiempo, tras la pérdida del imperio colonial y el descrédito de la hidalguía como clase que lo había sustentado, la sociedad estamental se venía abajo y muchas personas de las clases populares gracias al trabajo asalariado y la extensión de la educación y la alfabetización ascendían en la escala social para gran escándalo de los que estaban acomodados en las capas superiores por lo que en su opinión era derecho de sangre.

Los que llamaban horteras en Madrid eran jóvenes que acudían al trabajo en el comercio llevando su comida en una horterilla que calentaban a la hora del almuerzo en la trastienda. Estas horteras en principio habían sido dos platos uno contra otro asegurados con correas o bien una escudilla con tapa amarrada o fija con grapas metálicas. Con el tiempo se fabricaban expresamente en aluminio u otro metal con cierre hermético para evitar el derrame de las eventuales salsas. Como había algunos puestos de trabajo donde no se podía calentar, supongamos, unas lentejas, muchos lo que llevaban en la hortera era únicamente fiambre, pan y fruta, que ya comerían caliente al volver a casa por la noche. Por eso la palabra hortera fue poco a poco abandonándose en favor de fiambrera.

Estos jóvenes a los que llamaban horteras ganaban un sueldo, poco o mucho, y podían hacer economías y comprarse un buen traje con el que acudir a los bailes de los festivos y fines de semana para encandilar a las jovencitas casaderas. Pero las niñas de clases medias, solas o con ayuda de sus tías, por sutiles detalles del estilo más o menos a la moda de esos trajes, solían distinguir rápidamente el que era un verdadero estudiante de medicina o de derecho, futuro cabeza de una familia acomodada, del que alguien había visto a diario bajarse del tranvía con la hortera en la mano, cuya prosperidad futura se ponía en duda y no podía considerársele "buen partido".

Por eso, a medida que la palabra hortera fue cayendo en desuso para denominar la fiambrera, se afianzó su sentido para denominar una clase social que pretendía el ascenso pero que se veía rechazada por los que ya estaban arriba. Y la manera de vestir que intentaba imitar los modos de los señoritos se vio definida como hortera.

De Madrid irradió a otros lugares de España donde este fenómeno de ascenso social no se daba con tanta frecuencia como en la capital del estado y el sentido único con el que se difundió fue el de "mal gusto o pretenciosidad en el vestir", compitiendo con otras palabras anteriores como "cursi". Y en América, donde se habían desarrollado otras palabras de sentidos más o menos similares, con referencia o no a los nativos americanos, ni siquiera era conocida ni se oyó antes de, como mucho, la emigración de los republicanos a México, Cuba o Venezuela.

- Gracias: Joaqu1n


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.