Etimología de FRÁGIL

FRÁGIL

La palabra frágil viene del latín fragilis, adjetivo con la misma raíz que el verbo frango, frangere, fregi, fractum (quebrar, romper). El sufijo -ilis, que nos da la forma -il, indica posibilidad pasiva cuando se aplica a la raíz de un verbo. Frágil es lo que puede romperse, como fácil es lo que puede hacerse sin problemas, aunque a veces la forma -il desarrolla un valor de mera relación, lo que sucede cuando en latín se aplica el sufijo -ilis a un sustantivo en vez de a un verbo. Así sucede en febril, del latín febrilis (relacionado con la fiebre) o senil, del latín senilis (relacionado o propio de un anciano).

- Gracias: Helena


Así es. Y si le añadimos un sufijo más, -dad (cualidad), nos da fragilidad, o sea, la cualidad del que se puede quebrar.

Del verbo frangere nos viene también fracasar, fragor, naufragio, refractario, chanfle y muchas palabras más. Se asocia con una raíz indoeuropea *bhreg-, presente en el gótico brikan, que nos daría bregar y brigada.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.