Etimología de FLUIDO

FLUIDO

La palabra fluido viene del latín fluidus, adjetivo formado con el sufijo -idus (que posee una cualidad perceptible por los sentidos, especialmente el de la vista), sobre la raíz del verbo fluere (deslizarse, fluir, manar). Es por eso que fluido designa a lo que se desliza perceptiblemente y se aplica a los líquidos y los gases.

Del verbo fluere proceden innumerables vocablos como flúor (elemento químico cuyo nombre remite al efecto de fluir), fluir, fluorescencia, afluencia, confluencia, afluente, influir, refluir, difluencia o superfluo. El verbo tiene dos participios, fluctus y fluxus, y de ellos vienen formaciones como fluctuar, fluxión, efluxión, flujo, reflujo, flojo y flota. Con su raíz se forma también en latín la palabra fluvius (río, caudal que fluye), con la que se relacionan las palabras fluvial o efluvio. Por último también con su raíz se forman compuestos, como gelifluxión, solifluxión o melífluo.

El verbo fluere se vincula a una raíz indoeuropea *bhleu- (rebosar, hinchar).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.