Etimología de DESPERTAR

DESPERTAR

Según el DRAE, despertar viene de despierto, que a su vez procede del latín vulgar expērtus, en vez del clásico experrēctus, participio pasado de expergisci, "despertar".

La palabra despertar podría proceder también de expergitare, derivado de expergitus, participio pasado de expergere. El verbo expergitare es una forma hipotética. Se trataría de un frecuentativo. En latín, del participio pasado de un verbo se podía formar su frecuentativo, que connotaba que la acción se reiteraba.

- Gracias: Oscarariel


Expergitus, en efecto bien testimoniado en latín clásico, no es otro participio de expergisci (despertarse), sino el participio de expergere (despertar, hacer poner derecho), verbo del que precisamente se deriva expergisci con un sufijo de proceso. Expergere es a su vez un prefijado con ex- sobre pergere (dirigir, proseguir, dirigirse), compuesto de per- y regere (dirigir, regir, poner derecho). De esta forma expergitus tenemos atestiguado en latín vulgar una variante expertus, procedente de experctus, y este de la síncopa de expergitus.

Me parece mucho más sólida la tesis que defiende la RAE. A partir de expertus tenemos una sobrecaracterización romance frecuente con prefijo de-, y se genera nuestro vocablo despierto. A partir de despierto se formaría el verbo despertar. Creo que es muy sensato y prudente en este caso por parte de la RAE no considerar la existencia de un hipotético verbo frecuentativo expergitare nunca atestiguado en latín vulgar y lo explicaré. Es cierto que es un hecho regular la formación en latín con los sufijos -to/-so/-ito, de verbos frecuentativos sobre los verbos más habituales, y en el habla vulgar muchas veces estos verbos llegan a sustituir al primitivo del que se derivan, motivo por el cual se acepta a veces la derivación a partir de un frecuentativo, aunque este no esté testimoniado. Pero es falso que todo verbo pueda formar frecuentativos, pues esto depende del significado del verbo. Un frecuentativo es un verbo que expresa en efecto que la acción es iterativa, reiterada, que se produce insistentemente de manera seguida o se fracciona a intervalos. Así dicere es decir, decir algo, pero sus frecuentativos dictare y dictitare, significan "repetir algo diciéndolo", "decir insistentemente" o "decir intermitentemente". Esto es un ejemplo de una acción iterativa expresada por el frecuentativo. Obviamente hay muchos verbos que no pueden formar frecuentativos jamás porque su acción no puede darse a intermitencias. Quizá los ejemplos más claros y extremos sean los verbos nacer y morir (uno no puede nacer reiteradamente ni morir reiteradamente), pero también hay muchos otros verbos cuya acción no se concibe jamás como iterativa, sino que se contempla como puntual o como progresiva (un proceso de una cierta duración, en cuyo caso llevan sufijo -sc- de proceso, como discere -aprender-, o expergisci -despertarse), pero jamas iterada, y por eso nunca forman frecuentativos. En el caso de despertar o despertarse, es evidente que no se puede despertar reiteradamente a quien ya está despierto, se despierta de una vez y punto, motivo por el cual no tiene sentido el frecuentativo. Uno se puede despertar varias veces en una noche, pero para ello necesita haberse vuelto a dormir cada vez, con lo cual eso ya no sería una acción iterativa, concebida a intervalos, sino que cada vez sería una nueva acción desde el principio.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.