Etimología de BLÁTIDO

BLÁTIDO

Blátido es cualquiera de las especies de cucarachas comunes, de la familia Blattidae, de las que se han identificado unas 600 vivientes. De acuerdo a ciertas clasificaciones, pertenecen al orden Blattodea, que suma en total unas 4000 especies en todo el mundo, al que además pertenecen las familias Blaberidae, Blattelidae, Cryptocercidae y Polyphagidae, en las que se agrupan el resto de ellas (unas 3400). Los rasgos más sobresalientes de las cucarachas son: cuerpo oval y aplanado; el pronotum cubre la cabeza, de manera que ésta no se ve desde arriba; alas anteriores robustas y de consistencia semirígida, con abundantes nervaduras, aunque en algunas especies, las alas están ausentes o reducidas; el margen ventro posterior del fémur posee abundantes espinas, etc. Si buscamos diversas fuentes especializadas en taxonomía de insectos, podremos ver que no coinciden entre ellas. Así, algunos ubican a Blattidae, dentro de la superfamilia Blatoidea, suborden Dyctioptera, orden Orthoptera; mientras que otros elevan a la categoría de orden a Dyctioptera (del griego dictyon, 'red', y pteron, 'ala', por la densa red de nervaduras que se ve en las alas de las cucarachas; por eso, algunos entomólogos a veces a las libélulas también las han considerado dictiópteros, ya que sus alas se distinguen por la nitidez de sus nervaduras). Toda esta 'confusión' se debe a la gran cantidad de especies de insectos (alrededor de un millón ya identificados), a la admirable variedad de sus rasgos morfológicos y a la vertiginosa velocidad con la que cambia la taxonomía, lo que hace imposible mantenerse al tanto de tantas modificaciones.

Como ejemplos comunes de blátidos (Blattidae), podemos mencionar: cucaracha oriental 'Blatta orientalis', cucaracha arlequín 'Neostylopyga rhombifolia'; cucaracha americana 'Periplaneta americana' (aunque se cree que es de origen africano). La diseminación de las cucarachas por todo el mundo se dio cuando se intensificó la navegación marítima; a la fecha se estima que el 1% o menos de las especies son plagas urbanas que han invadido los espacios habitacionales.

El término Blatta (de donde proviene Blattidae, blátido ya castellanizado), se encuentra atestiguado desde los escritores romanos antiguos, y se aplicaba a varios insectos que huyen o evitan la luz, como algunos tipos de palomillas, ácaros y escarabajos. De forma imprecisa se utilizaba aún hacia el siglo XVII, pero con el paso de los años, se fue especializando en nombrar a cierto género de cucarachas. De manera que a Blatta se le añadió el sufijo griego de pertenencia o filiación genética -idae, tan utilizado para dar nombre a las familias de animales; quedando de este modo integrado el nombre Blattidae, literalmente, "insecto perteneciente (-idae) a la familia de las cucarachas (blattae, en plural)".

El gran escritor romano, Plinio el Viejo (23-79 d.C.), en su obra Historia Natural, II. 370, escribió que "... esos animales llamados blattae (cucarachas), sumergidas en aceite, forman una medicina tomada para curar las orejas".

El naturalista sueco Carlos Linneo (1707-1778), en su Systema Naturae, (1758) acuñó o más bien tomó el término latino Blatta para nombrar el género de la cucaracha oriental (B orientalis). 52 años después, en 1810, el entomólogo francés Pierre André Latreille (1762-1833), propuso el nombre Blattariae (lo relativo, o el conjunto de las cucarachas), para dar nombre a la familia, que después pasó a Blattidae.

Fuentes.

  1. McGavin C. George. 2002. Insects, Spiders and other Terrestrial Arthropods. Smithsonian Handbooks. USA.
  2. Julievich Nikita Kluge. 2011. Nomina Circumscribentia Insectorum on line.
  3. Oxford English Dictionary. 1984. USA.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Según el DRAE, en Zamora, España y en algunos lugares de Chile, se utiliza el término 'barata' (del latín blatta), para nombrar a las cucarachas y a otros bichos de hábitos semejantes. Pero en ciertas comarcas de la provincia española de Zamora se le dice 'brata', sin la anaptixis que ha desarrollado la a intermedia y conservando casi pura la forma latina blatta, con la disimilación de la ele.

- Gracias: Ruben Sastre


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.