Etimología de INDUMENTARIA

INDUMENTARIA

La palabra indumentaria es un derivado cultista con sufijo de relación latino -ario/-aria (-arius-aria,-arium) del vocablo latino indumentum (vestimenta, conjunto de lo que uno lleva puesto). Indumentum es un derivado con sufijo instrumental-resultativo -mentum, del verbo latino induere (vestir, llevar puesto). Este verbo latino se formó secundariamente a partir de exuere (desnudar), como antónimo suyo. Emplea induere una forma prefijal arcaica latina ind(u)-/endo- (en el interior o al interior), que es una variante reforzada de in- y que encontramos en algunos vocablos de origen latino como industria, indagar, índole, indígena e indigente. Esta variante es la misma que en griego el adverbio ἔνδον ("endon", dentro), que encontramos en composición en multitud de tecnicismos de origen griego, como endogamia, endógeno, endogastrio, endometrio,fonendoscopio, etc.

Se forma induere, como exuere, sobre una raíz indoeuropea *eu-1 (para Roberts) y *eu-2 para Pokorny, que significa vestir, poner o meterse en. Aunque estos autores no establecen tal relación, para Ernout y Meillet la palabra latina vestis (vestido, vestimenta) y sus diversos derivados, podrían remitirnos a una forma alargada de esta misma raíz *ew-es- que no es infrecuente en otras lenguas indoeuropeas antiguas.

Lo cierto es que a primera vista la formación indumentum parece paralela al griego ἔνδυμα ("éndyma", vestimenta), también formada con un sufijo resultativo griego -ma del mismo origen indoeuropeo que el latino -men y su variante alargada -mentum, sobre el verbo ἐνδυειν (vestir, meterse en). Este vocablo da lugar a algún tecnicismo como epéndimo. Y sin embargo la mayoría de los etimologistas griegos niegan tal relación porque existe en griego el verbo simple δυειν (meterse en, entrar en), poco usado, con múltiples prefijados más frecuentes de los que ἐνδυειν sería un prefijado con en- y no con endo-. Sin embargo, dado que no es posible encontrar paralelos indoeuropeos para δυειν, cabría pensar en un fenómeno no infrecuente: que lo que existió primero fue ἐνδυειν y el verbo simple δυειν fuera el resultado de un falso corte sobre él, y después se formaran los otros prefijados. Supongo que a esta hipótesis sólo se opone la existencia de un paralelo védico aislado que da Chantraine, el radical upā-du- (vestir), que podría atestiguar una variante du- para vestir o entrar en, a no ser, pienso yo, que el fenómeno del falso corte lo pudiéramos remontar a formaciones indoeuropeas previas que estuvieran en la base tanto de las formas latinas, como de las griegas y la védica, cosa para la que es más difícil encontrar mayores elementos probatorios.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.