**

Etimología de INFANCIA

-
-

INFANCIA

El 'infante' o 'infanta' se usaba para designar a los hijos legítimos del rey, pero el DRAE lo define primero como 'niño que aún no ha llegado a la edad de siete años'. La palabra 'infancia' viene del latín 'infans' que significa 'el que no habla', basado en el verbo 'for' (hablar, decir). Queda, entre otras, la palabra 'infancia' que en latín (infantia) equivalía a 'incapacidad de hablar'.

- Gracias: Philippe Vicente


Infantia no significa puramente en latín "incapacidad de hablar", puesto que el verbo fari no es simplemente "hablar", sino hablar o expresarse en público, o si se quiere, expresarse de una manera inteligible para otros. Si bien a veces los diccionarios no expresan claramente este matiz, es algo que se puede ver en todos los contextos de uso del verbo fari que sólo suele aparecer en terceras personas. De ahí que el verbo también en ciertos contextos poéticos pueda significar celebrar o cantar, y en otros incluso predecir, formas que siempre implican una intensa interactuación con el receptor del mensaje. Esto lo podemos ver incluso en cualquier diccionario aceptable, como el de Gaffiot. En efecto hay en latín variados verbos que designan la idea de hablar, pero mientras loqui, por ejemplo sólo remite en origen a la capacidad de emitir un habla articulada, dicere a la capacidad indicativa del lenguaje y el defectivo aio a la corroboración o confirmación, el campo semántico de fari remite muy especialmente a la posibilidad de la recepción del mensaje en público o por el oyente en general, lo que se corrobora en sus derivados. Así fabula es tanto la conversación como lo que públicamente circula por el habla (leyendas, historias, habladurías públicas), fama es lo que se dice públicamente de algo o alguien, infamis lo que ha perdido su fama o deja de nombrarse en público, facundia es la buena capacidad de habla en público, fatum el hado o destino expresado a un receptor, inefabilis lo que no hay manera de expresar a otro o hacer comprensible por la palabra (por mucho que "se hable") e infandus o nefandus aquello que no se debe decir en sociedad o simplemente expresar a otro por abominable (por mucho que sea físicamente pronunciable, es decir, es algo que se puede "loqui", pero no se debe "fari"). Por otro lado la raíz indoeuropea de este verbo, que es *bhā- se encuentra en otras lenguas indoeuropeas en vocablos que lo que indican es más bien relatar o discursear (ver al respecto por ejemplo el etimológico de Ernout-Meillet, al final de la entrada for).

Y en efecto la infantia es el periodo en que un niño o niña permanece en casa al cuidado de la madre, que será la responsable directa en la adquisición de hábitos elementales y ese niño carece de expresión pública aunque sea capaz de hablar. Este periodo comprende desde el nacimiento hasta los 7 años, edad en que en época clásica las criaturas empezaban a acudir al ludus o escuela de primeras letras, y empiezan a tener una expresión pública. En épocas muy arcaicas, antes del establecimiento de escuelas, a los 7 años los niños pasaban a responsabilidad del padre que se encargaba, con los medios que podía, de su educación. De los 7 a los 17 años (en que se adquiere la mayoría de edad legal para los varones), el chico es puer, mientras la chica será considerada puella sin fecha tope, hasta la edad en que contraiga matrimonio.

- Gracias: Helena



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F
G
H
I

J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9845) añadidas al diccionario:
pícea   morrena   burundanga   estragar   estertor   mofar   abacero   tétanos   bochinche   adverso  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
ágora   mesozoico   mundo   venoclisis   kilómetro   luciérnaga   megaterio   quinta   mitra   trinidad  
Último cambio: Viernes, Octubre 24 16:45 MST 2014