Etimología de INFAME

INFAME

La palabra Infame viene del latín infamis. De la raíz lingüística fa, se forma una familia importante de palabras, entre otras: fama "fama, renombre" y su negativo infamis "mala reputación".

Entre las leyes de Solón, había una que declaraba por infame al hijo que no alimentaba a su padre necesitado, con estas palabras: «Si quis parentes non nutrierit, infamis esto».

- Gracias: Patomon


Del verbo griego φημί (fimí = decir) que lo utiliza Hόmero (siglo VIII a.C) doce veces en su obra ´´Iliada´´ recogemos las palabras:

  1. Fama: En griego φήμη (fími),[...pues la mala reputación (φήμη) es ligera y muy fácil de levantar... Ηesíodo (siglo VIII a.C.), en ´´Trabajos y días´´]; o φάμα (fama) en dialecto dórico.
  2. Eufemismo: Formado de: εὐ (ef=bien) + φημί(fēmí = yo digo, hablo ).
  3. Profeta: Formado de: προ (pro =antes) + φημί (fēmí = yo digo, hablo).
  4. Blasfemia: Formado de βλάπτω (vlaptō= perjudicar dañar) + φήμη (fēmē= fama).
  5. Afasia: Formado de ἀ- (a- = sin) + φημί (fēmí = yo digo, hablo).
  6. El término "infante", que llega a través del latín, contiene la raíz de este verbo griego, precedido del prefijo latino in- de valor negativo: "infante" es, pues, semánticamente "el que no habla".

- Gracias: PAGOT


La ley citada por Patomón no es una ley de Solón, sino que está expresada tal cual en las leyes de las XII Tablas, código romano del 450 a.C.

El griego y el latín tienen la misma raíz indoeuropea *bha-2-, "hablar" en dos formaciones diferentes, φημι en griego clásico y for, fari en latín. Esta raíz está presente en armenio, anglosajón, islandés, eslavo y hasta en la antiquísima lengua indoeuropea llamada tocario. Decir que las palabras latinas vienen de las griegas es el mismo desatino que decir que las griegas vienen de las tocarias. Todas estas lenguas derivan de un mismo tronco común. Es como si dijéramos que en castellano "decir" viene del francés "dire" o viceversa: ninguna viene de la otra, sino que ambas vienen del latín en que el verbo matriz es dico, dicere.

Infame procede del latín, de la raíz del verbo for, fari, y de allí proceden también fama, inefable, nefando, fatídico, fatuo, e infante (que no habla), así como fábula, fabular y confabular, y también los vulgarismos o patrimonialismos habla, hablar, hado y hada, y algunas otras que dejamos en el tintero. Es un despropósito que un participio de presente latino en -ns, -ntis (formación característica y exclusiva latina, y no griega). como es infans, infantis, alguien pretenda hacerla derivar del griego. Jamás ha tenido el griego además el prefijo negativo in-, que en griego es a-/an-.

Del verbo griego φημι proceden afasia, eufemismo, profeta y blasfemia, que son préstamos griegos en nuestra lengua, así como el nombre propio Eufemio y Eufemia.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.