Etimología de IDUS

IDUS

La palabra idus es un latinismo que procede de los cómputos interiores del mes del calendario romano. El día de los idus era una fecha significativa dentro de cada mes y se correspondía con el día 13, excepto en los meses de marzo, mayo, julio y octubre, en que se celebraba el 15. El vocablo se ha empleado en expresiones como "los idus de Marzo", sinónimo de día aciago o fatídico, porque en los idus de Marzo del año 44 a.C. fue asesinado Julio César, e incluso algunos autores cuentan que un adivino ciego lo abordó por la calle y le dijo: "Guárdate de los idus de Marzo", predicción que aterrorizó a Calpurnia, la esposa de César, pero no a César que muchas veces circulaba por doquier sin una mínima escolta.

El calendario romano en sus orígenes más remotos era lunar y lo que medía bien era el cómputo del mes lunar, y era bastante inexacto en la medición del año solar hasta que la reforma emprendida por Julio César en este antiquísimo calendario y aplicada desde el año 46 a.C. corrigió toda inexactitud. Cada mes se empezaba con un día llamado de las Kalendas que era el último día del novilunio, cuando después de haber desaparecido la luna empezaba a vislumbrarse su filo y se iniciaba un nuevo ciclo lunar. Luego venía el día de las Nonas que suponía el cuarto creciente exacto, y por fin el día de los Idus que era sinónimo en origen de plenilunium o luna llena. Y a partir de ahí la luna empezaba a decrecer hasta llegar a la siguiente luna nueva. Pero desde épocas muy antiguas (calendario de Numa, al menos en el s. VI a.C.), al intentar ajustar los meses al ciclo anual, estas fechas significativas se convirtieron en arbitrarias y convencionales, no coincidentes ya exactamente con el ciclo de la luna y se marcaron unos días fijos en que tales fechas se celebrarían: las Kalendas siempre el día 1, las Nonas el 5 (o el 7 en Marzo, Mayo, Julio y Octubre) y los Idus el 13 (o el 15 en Marzo, Mayo, Julio y Octubre), variación de fecha que se explica por los intentos de coordinar ciclo lunar con ciclo anual, ya que el ciclo de la luna es fijo y los meses, para ajustar con el ciclo solar, ya no tenían la exacta duración del ciclo de la luna, con lo que había "corrimientos" de fecha para el ajuste. Los romanos numeraban los otros días en forma de ordinal atendiendo no al número de orden en el mes, sino al número de días que faltaban para la siguiente fecha significativa (por ejemplo, a.d. IV Id. Mart., es decir, el "ante día" cuarto de los idus de Marzo, que sería el 12 de Marzo, o el a.d. VII Kal. Apr., es decir, el "ante día" séptimo de las Kalendas de abril, que sería el 26 de marzo).

De la palabra Idus se han dado diversos intentos de explicación mediante una raíz indoeuropea que aludiera al brillo, cuando no hay ninguna que se ajuste, y sobre todo algunos trataron ya de asociarla a la raíz *aidh- (quemar), intentos y elucubraciones hoy totalmente refutados porque no hay posible evolución fonética y además no tiene nada que ver con la idea de quemar. La palabra fue en latín arcaico eidus, y en osco eiduis, y se asume hoy perfectamente lo que claramente explica Varrón: que se trata de un préstamo etrusco que hace referencia a la idea de noche completamente clara, iluminada y brillante por la luz de luna. La influencia etrusca en el calendario romano es efectivamente notoria en muchos otros aspectos.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.