Etimología de GORDOLOBO

GORDOLOBO

La palabra gordolobo es un fitónimo aplicado a unas plantas frecuentes en el Viejo Mundo, las escrofulariáceas del género Verbascum. El nombre es un derivado del latín cauda lupi "cola de lobo" porque el gordolobo por antonomasia, la especie Verbascum thapsus L., que es una planta bianual, en su segundo año larga desde una roseta de hojas más o menos pegada al suelo un grueso y velludo tallo vertical, que llega al metro y medio o dos metros, en la punta del cual se encuentran las flores en un racimo denso y apretado, lo que le da al conjunto talmente el aspecto de colas de lobo enhiestas.

En España el fitónimo está registrado en el árabe andalusí desde el siglo XI escrito قذلبه quḏalubbuh y قوذلبه qūḏalubbuh, que tratan de reflejar la fonética del romance andalusí codalupo, "colalobo", pero la mayoría de las veces se han leído en árabe ultracorrectamente coda lupa y se han interpretado innecesariamente "cola de loba"[1].

Este fitónimo prácticamente se ha quedado sin cognados en otras lenguas romances, en la Península Ibérica solo aparece en español, no en portugués ni en catalán, aunque en esta última hay alguna interferencia, y tampoco hay nada parecido en otras lenguas romances extrapeninsulares.

Ahora bien, en francés aparece un fitónimo similar, coudelou, glosado en latín como cauda lupi, en los márgenes del Libro de Horas que Ana de Bretaña, reina de Francia, mandó iluminar entre 1505 y 1508. Esta es otra planta, una gramínea, probablemente de los géneros Phleum o Alopecurus (que en griego significaría precisamente "cola de zorra"). Este coudelou escrito en una sola palabra es una forma dialectal, coue de loup, en francés moderno queue de loup "cola de lobo" por lo que el fitónimo se ve a las claras que es de formación bastante reciente y no tiene relación con el fitónimo español, pues esa parte coude- de coudelou en lugar de responder al latín cauda- está formada por el moderno cou(e) más la partícula de que introduce la frase preposicional de lou(p) que sustituye en los romances al genitivo latino.

La forma romance andalusí codalupo cuando se ha incorporado, primero al romance castellano y luego al español moderno, lo ha hecho con un resto del latín cauda que mantiene una inusual -d- intervocálica que corría peligro de inestabilidad, pues no se había convertido en -l- como ocurre en el español cola < cauda. Para conjurar ese peligro se habilitó un modo de mantenerla que consiste en reduplicarla, *coddalobo, y posteriormente convertir en vibrante la primera de las dos -dd-, *cordalobo. Esto provocó que se perdiera de vista el significado etimológico original y surgiera en su lugar un borbotón de etimologías populares del tipo de bordolobo, engordalobo, engordolobo, gordolobo, guardalobo, guardalobos, guardilobo, guardolobo, guardolobos, verdelobo, que andan por ahí enriqueciendo los glosarios de fitónimos vernáculos.

De todas estas formas registradas por los botánicos solo han tenido el honor de ser reconocidas por el DLE dos de ellas, gordolobo, que se ha adueñado del campo, y guardalobo, pero esta última con el significado transferido a otra planta, la santalácea Osyris alba L., que no tiene en común con el gordolobo más que, forzando la similitud, el que sus ramas crezcan erectas. Pero más pinta tiene de retama que de gordolobo, por eso lo habitual es llamarla "retama loca". Lo que pasa es que los fitónimos son muy fácilmente transladados de una planta a otra, basta con que el hábitat de una coincida o no con el área de extensión de la palabra, o que a ojos de un observador poco cuidadoso vengan a ser más o menos "lo mismo" o "por el estilo", o que se la recuerde por algo, vaya usted a saber qué. La gracia en este caso reside en que la ínclita Academia se ha metido en harina y, ya puesta a identificar como guardalobo no la original sino la planta secundaria, perdida la referencia a la cola del lobo, se ha dejado llevar por la etimología popular y pretende que la retama loca se llama así "porque los pastores hacían con ella fuego de noche", se supone que para "guardarse" del lobo. Pero los pastores sensatos, en lugar de quemar hacecillos de retamas locas, que se van en un suspiro, hacían sus fogatas con encina, acebuche o pino, con buenos troncos o ramas gruesas que les durasen toda la noche, para el lobo, o para el frío, o para asarse unos mondongos a media noche.

La forma intermedia supuesta *cordalobo parece que encuentra un refrendo en la variante asturiana cordollobu y hay también en Aragón una variante que es la única que ha alterado la -d-, ensordeciéndola en cantalobo. Una calle de la Salamanca antigua se llamaba Sordolodo, hoy Meléndez Valdés, y dicen los naturales que era alteración de gordolodo, la variante local de la palabra gordolobo.

En catalán quedamos en que no hay representante de ese término exclusivo del español, la misma imagen del rabo para el género Verbascum se resuelve de otro modo, con las formas cua de guilla / llop / moltó "cola de zorra / lobo / carnero" que se aplican al gordolobo en general. Pero en el valenciano de la zona de Callosa d'En Sarriá y el Valle del Guadalest se ha introducido el hispanismo y ha producido muchas variantes que recogen Climent & al.[2] del tipo de bordellobo, gordellobo, gordollobo, guardallobo.

Fuentes:

[1] Corriente, F. A Dictionary of Andalusi Arabic. Leiden / New York·/ Koln: Brill 1997, p. 419: [< R *koda lopa "she-wolf's tail"].

[2] Climent i Giner, Daniel; Solanas i Ferrándiz, J.L.; Pont i Solbes, A. Aproximació a l'etnobotànica de Callosa d'en Sarrià i de les valls de Guadalest i de Tàrbena-Bolulla. [Treball guanyador de la Beca d'Investigació convocada per l'Organisme Autònom Administratiu Local de Cultura "Salvà-Pérez Miralles" de Callosa d'en Sarrià, 1998]

- Gracias: Joaqu1n


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.