Etimología de GORRIÓN

GORRIÓN

La palabra gorrión denomina al avecilla Passer domesticus (Linnaeus, 1758) que se extiende por el Viejo Mundo desde el Atlántico hasta Manchuria; en América denomina además a otros pajarillos de similares tamaño y aspecto, como Melospiza melodia (Wilson, A, 1810), Calamospiza melanocorys (Stejneger, 1885), Chondestes grammacus (Say, 1822), Spizella atrogularis (Cabanis, 1851), Ammodramus savannarum (Gmelin, JF, 1789), generalmente compitiendo con otros zoónimos vernáculos como afrechero, chingolo, sabanero, etc.

Antes se había llamado pardal en todas las lenguas iberorromances, pero su excesiva sinonimia en español hizo que el término gorrión acabase desplazando a pardal, que tiene mucho menos uso hoy en día, salvo en las zonas en contacto con los demás romances, el gallego-portugués y el catalán, que siguen usándolo, y asimismo en el extinto romance andalusí es seguro que se dijo pardal, porque lo prueba el romancismo برطال barṭāl "gorrión" introducido en el árabe andalusí[1]. El desplazamiento de pardal por gorrión lo atribuye Corominas a la contaminación de una metáfora jocosa con el miembro viril que habría vuelto obsceno el término. Pero en el DRAE ninguna de las siete acepciones de pardal en español tiene ese significado concreto, mientras que en el catalán de Valencia, sur de Tarragona y Mallorca, según Alcover, sí toma ese sentido y -pese a que se ha introducido también el hispanismo gorrió, como ocurre en el portugués gorrião- la palabra pardal se sigue usando en uno y otro sentido sin mayor problema.

Tiene esta palabra muchas variantes, algunas que están registradas en el DRAE, como gorrión, gorriato, gurrión, gurriato y gurripato, y otras muchas que no, como las que andan por los atlas lingüístico-etnográficos[2] de las distintas regiones del español de España: aburrión, agurriato, agurrión, alburrión, borrión, burriato, burrión, gorriote, gorrón, gurriacho, horrión, jorrión, murrión, zurrón.

Bueno, pero ¿de dónde viene gorrión, con todas sus variantes? Pues hasta ahora nadie lo sabe a ciencia cierta. Tiene origen desconocido y por más que se ha elucubrado sobre su etimología desde hace tres siglos no se ha llegado a ninguna conclusión convincente. Se han propuesto orígenes onomatopéyicos, latinos y vascos, sin pasar ninguna de estas hipótesis más allá de la mera conjetura.

Origen onomatopéyico: Covarrubias[3] propuso en 1611 que viniera de la onomatopeya de su chirrido: "Díxose Gorrión del canto o chillido que tiene, girri o gurri, y assí muchos le llaman Gurrión quia garrit[porque gorjea]". A esta opinión se sumó la primera edición del DRAE (1734): "Llámase gorrión por el sonido de su canto"[4]; pero la Academia no volvió nunca más a sustentarla en las ediciones posteriores del DRAE, que ha venido trayendo esta palabra sin etimología hasta nuestros días, con la sola excepción de las ediciones de 1884 y 1899.

Origen latino: El propio Covarrubias ya lo implicaba al suponer que el origen onomatopéyico anterior era también el origen del latín garrīre "gorjear". Pero con mayor claridad lo expone su contemporáneo Francisco del Rosal[5]: "Gorrión, como garrión, de garrire latino, que significa gorjear, proprio de páxaros". En 1884 la Academia rompió su mutismo sobre la etimología de esta palabra y se sumó a la propuesta de este origen latino: "Del lat. garrĭens, p. a. [participio activo] de garrīre, chillar" y la mantuvo en la siguiente, de 1899, pero no volvió a mencionarla nunca más en las ediciones siguientes hasta la actual de 2001, que también trae gorrión sin etimología.

Origen vasco: Se ha puesto en relación con el vascuence gorri "rojo", así lo propusieron en la primera mitad del siglo XX romanistas centroeuropeos como el alemán Schuchardt y el suizo Meyer-Lübke, incluso se quiso ver alguna prueba en nombres del gorrión registrados en algunos rincones de la zona de habla euskalduna como gurrigoi y burrigoi pero, según Michelena[6] el alto-navarro gurrigoi y el guipuzcoano burrigoi no son más que adaptaciones del español gorrión, que se han introducido en el léxico vasco, y según Corominas, mientras no se demuestre que gorri, además de "rojo", ha podido significar alguna vez "pardo" no se puede admitir esta etimología, porque hasta el momento no se ha podido encontrar un solo gorrión que fuera rojo.

Así que, por ahora, y mientras no aparezca alguien que aporte algún dato que sea incontestable, nos quedamos sin saber de dónde viene gorrión.

Notas:

[1] Alcalá, fray Pedro de. Vocabulista arávigo en letra castellana. En Arte para ligeramente saber la lengua aráviga. Granada: Juan Varela, 1505, pág. 270: "Gorrión: Pártal dar, parátil dar. Gorrioncillo: Poráytal dar, poraytalít dar" (pártal dar literalmente significa "pardal de casa o casero", su plural fracto en árabe es parátil y su diminutivo poráital) [puede verse en http://buscon.rae.es/ntlle/SrvltGUILoginNtlle].

[2] Zamora, Elena; Ruiz, Guadalupe; y Mejía, Teresa: "Los nombres del 'gorrión común' y del 'campestre' en los Atlas Lingüísticos españoles". En Archivo de filología aragonesa, 32-33(1983)325-366. [puede verse en: http://ifc.dpz.es/recursos/publicaciones/10/86/09mejiaetal.pdf].

[3] Covarrubias, Sebastián de. Tesoro de la lengua castellana o española. Madrid, Luis Sánchez, 1611. Pág. 885 [puede verse en http://buscon.rae.es/ntlle/SrvltGUILoginNtlle].

[4] Real Academia Española. Diccionario de la lengua castellana, en que se explica el verdadero sentido de las voces, su naturaleza y calidad, con las phrases o modos de hablar, los proverbios o refranes, y otras cosas convenientes al uso de la lengua [...]. Compuesto por la Real Academia Española. Tomo quarto. Que contiene las letras G.H.I.J.K.L.M.N. Madrid . Imprenta de la Real Academia Española, por los herederos de Francisco del Hierro. 1734, pág. 63 [puede verse en http://buscon.rae.es/ntlle/SrvltGUILoginNtlle].

[5] Rosal, Francisco del. Origen y etymología de todos los vocablos originales de la Lengua Castellana. Obra inédita de el Dr. Francisco de el Rosal, médico natural de Córdova, copiada y puesta en claro puntualmente del mismo manuscrito original, que está casi ilegible, e ilustrada con alguna[s] notas y varias adiciones por el P. Fr. Miguel Zorita de Jesús María, religioso augustino recoleto. (1601-1611). Biblioteca Nacional de Madrid, manuscrito Ms. 6929 (siglo XVIII), pág. 327 [puede verse en http://buscon.rae.es/ntlle/SrvltGUILoginNtlle].

[6] En la reseña crítica al Diccionario de Corominas publicada en el Anuario del Seminario de Filología Vasca "Julio de Urquijo" (ASJU), 2 (1955) 13-27 [ASJU II, 1955, XIII-XXVII] que puede leerse en www.ehu.es/ojs/index.php/ASJU/article/download/7169/6417

- Gracias: Joaqu1n


Sólo puedo añadir que el Thesaurus Linguae Latinae documenta las formas gorriones y gorrionos en un glosario anterior al s. VII d.C., el glosarium Ansileubi, que además trasmite glosas de una época anterior, y lo da con el significado de horrisonus o "cum horrore sonantes", lo que puede remitir a un canto discordante o poco armónico.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.