Etimología de GARRAFA

GARRAFA

La palabra garrafa viene del árabe norteafricano ġərrāf, que es una palabra formada a partir de la raíz presente en árabe fuṣḥà {ġrf} con el sentido de "sacar agua". En árabe clásico غَرَّاف ġarrāf significa "caudaloso", pero en los dialectos orientales siro-libaneses toma el sentido de "noria", porque es el aparato que "saca agua". El árabe norteafricano ġərrāf / ġarrāf /ġurrāf tomó el sentido de "jarro (para beber agua)", "vaso" o "vasija (para guardar agua)", que mantiene también relación semántica con la idea de que de todos estos cacharros se saca agua.

En portugués garrafa es "botella" a todos los efectos. El español garrafa probablemente se haya tomado del portugués, pero el significado se ha restringido en el uso habitual a una botella más o menos grande, esférica, de cuello estrecho y con el cuerpo generalmente protegido por una malla de mimbre, paja, pleita o junco, modernamente de plástico, por tanto es sinónimo de damajuana. En italiano caraffa se documenta un siglo antes (s. XV) que en español (1570) y produce el francés carafe (1558); tanto el italiano como el francés tienen un significado más amplio que el español, pues valen para toda jarra, vasija o botella de fondo ancho, como la jarra del agua de mesa, el decantador del vino, el aguamanil de las abluciones, el juego de redoma y vaso para la mesita de noche... El francés luego ha difundido el término carafe por las lenguas de Europa, de modo que en inglés carafe es una botella de boca ancha y en alemán Karaffe es una jarra de cristal, decantador de vino o no.

Precisamente la mayor antigüedad documentada en el cognado italiano ha hecho desconfiar a Corominas de que el étimo realmente fuera árabe. No parece que sea una objeción muy sólida, pues el término español estaría tomado no del árabe dialectal andalusí, donde nunca se ha documentado, sino del árabe dialectal norteafricano, de donde pudo perfectamente haber pasado el préstamo también al italiano, antes incluso que al español o al portugués. Sin embargo, con la intención manifiesta de paliar esta objeción tan débil se han propuesto otras etimologías como un persa قرابه qarābeh "jarra ancha, damajuana, botella gruesa, bombona" sobre la que, teniendo en cuenta solo el francés y sus derivados, no habría mucho que objetar, pero si se añade al panorama las formas portuguesa y española es una propuesta que se viene abajo. No hay más que atender a que las formas de la transmisión francoitaliana se diferencian claramente de la hispanoportuguesa en que presentan ensordecimiento de la velar inicial (en lugar de g- tienen c-/k-) y en la ausencia de vibración múltiple ( rr ), de modo que garrafa difícilmente se puede explicar con un étimo donde la r fuera de vibración simple.

- Gracias: Joaqu1n


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.