Etimología de BURDÉGANO

BURDÉGANO

La palabra burdégano designa a un équido que es cruce de burra y caballo, animal de talla algo menor que el mulo, que es cruce de yegua y asno. Es obvia su derivación del latín burdus o burdo, burdonis, vocablos que ya designaban a semejante híbrido en latín, aparte de referirse al concepto de bastardo o al resultado de un cruce poco natural. La dificultad que presenta la palabra es ese sufijo complejo -égano que alguna vez aparece en ámbitos hispanos (por ejemplo en algún topónimo, como Turégano). Una posible explicación es el uso de un doble sufijo partiendo de una posible forma *burdego, formación semejante a borrego (a partir de borra), con un sufijo prolífico en español -ego/-iego (como en labriego, andariego…) procedente del latín -ecus. Y a ello se le habría agregado un sufijo de relación -anus. Esto tiene no obstante una dificultad, y es la acentuación, pues la palabra debiera haber sido llana, burdegano, a no ser que por analogía de otras formas asumiera el acento esdrújulo.

Este en cambio podría haberse adquirido fácilmente si el punto de partida del vocablo hubiera sido el diminutivo latino perfectamente atestiguado burdicŭlus, que es esdrújulo, alterado quizá por la influencia analógica de otros. Así en latín medieval, en ámbito francés tenemos atestiguada la palabra burdegalium con el sentido de predio rústico, y burdecanus referido a un gentilicio de los habitantes de Colonia en Alemania. De todos modos parece que el vocablo latino burdus puede ser un celtismo, quizá importado porque tal cruce animal fuera más del gusto de los celtas que de los romanos, que tradicionalmente empleaban mucho más el mulus. Quizá formas medievales como burdegalium dependan en último término del topónimo galo Burdigala (también testimoniado como Burdegala), que hoy es Burdeos, al suroeste de Francia. Era este un enclave celta o galo en Aquitania, pero algunos piensan que su nombre no es celta y estaría relacionado con un aquitano antiguo (distinto del todo a la lengua romance que llamamos aquitano) que no sería más que el protovasco pirenaico, y dado que la ciudad gala era un centro de comercio bastante activo de metales, burdi- se vincularía a una raíz euskérica para el hierro. No es raro que en el nombre de razas animales se introduzcan gentilicios que marcan un supuesto origen (gran danés, setter, etc.), y quizá alguna forma de este tipo pudo influir en el latín burdicŭlus, frecuentemente empleado para referirse al burdégano.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.