Etimología de BALTASAR

BALTASAR

Baltazar es un nombre cuyos orígenes mesopotámicos se remontan al menos unos 4000 años atrás. En la biblia griega o Septuaginta aparece como Βαλτασαρ, Βαλτασαρος (Baltasar, Baltasaros), 'rey de Babilonia' y en la Vulgata latina como Balthasar (también a veces con las terminaciones -ssar o -zar), 'último rey de Babilonia'. En ambos casos, derivado del hebreo בלשאצר (Belshatzzar), a su vez del acadio (una antigua y extinta lengua afroasiática hablada por asirios y babilonios hacia los milenios II-I a.C.) Bel-sharra-usur, con el probable significado de 'Baal protege al rey'.

Baal el dios amo y señor o Hadad, es tal vez el más importante mito ugarítico, representado como un ser de las montañas, que lleva una maza (el trueno) y una lanza (el relámpago), semejante al Zeus griego y al Júpiter romano, quien tiene el control de la caída del agua desde el cielo, de la que dependen las cosechas.

En la biblia, Balthazar es mencionado en el Libro de Daniel 5: 1-31, en el que se narra que una tarde, durante una festividad organizada en Babilonia por él (s. VI a.C.), una misteriosa mano escribe sobre la pared un mensaje amenazante, que solo Daniel, quien interpretaba los sueños del monarca, pudo descifrar, y decía que el reino debía caer ante el ataque de los medos y los persas, como efectivamente sucedió en 539 a.C. Se cuenta que en esa ocasión Baltasar asumió durante la ausencia de su padre Nabucodonosor el trono de Babilonia.

Después de la muerte de Jesús, los exégetas del cristianismo tomaron el nombre de Baltasar para uno de los tres Reyes Magos que, guiados por una estrella, llegaron a Belén a visitar y llevar dones al Niño Jesús que ya había nacido.

Baltasar, que se representa como un hombre de mediana edad, de tez oscura y densa barba, llevó mirra, como una especie de símbolo que anunciaba la muerte de Jesús, que serviría como un ungüento para embalsamar su cadáver.

Fuentes:

  • Cotterell Arthur & Rachel Storm. 2009. Mythology. p. 274. USA. London. Lectura del 18 de enero de 2019.
  • Santa Biblia. versión Cipriano Valera. Revisión 1960. pp. 908-910.
  • Willis Roy. 1993. Mythology. p.p. 64-65. London.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.




Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.