**

Etimología de VIÁTICO

-
-

VIÁTICO

La palabra viático viene del latín viaticum, un derivado de via (camino). El viaticum era la provisión de dinero y otras cosas que uno necesitaba para emprender un viaje o camino. En el latín medieval también se usó alguna vez con el significado de impuesto de paso que un viajero debía pagar por usar el camino cuyos derechos pertenecían a algún señor feudal (similar al pedaticum -pedaje o peaje).

Lo cierto es que hoy en España poco se usa la palabra si no es como término religioso. En el catolicismo el viático es la última comunión que se da a un moribundo. Precisamente la tradición de la hostia fina y redonda viene de ahí (los antiguos cristianos usaban pan corriente para su ritual de eucaristía, que un moribundo no podía tragar). Pero detrás de eso hay un viejo ritual grecorromano y un uso específico del término viaticum. Se llamaba obolus, (nombre de la moneda griega de menor valor), pero también viaticum (término propiamente latino), a la monedita que introducían en la boca de una persona al morir, habitualmente bajo la lengua. Se trataba de un obligatorio impuesto para el camino, para el tránsito al Hades o mundo subterráneo de los muertos, al que todos iban a parar. En efecto, la creencia era que el alma o espectro del difunto, siempre con la mediación de Hermes o Mercurio (el psicopompo o conductor de almas), llegaba a la orilla de la laguna Estigia (o río Estigio), donde un huraño barquero, viejo y de largas barbas, que cuidaba esa frontera de aguas cenagosas entre la vida y la muerte, la cruzaba al otro lado en su bote manejando la pértiga, sólo a cambio de esa moneda, impuesto obligatorio, y allá al otro lado ya el alma atravesaría las puertas de bronce guardadas por el Can Cerbero, y llegaría a los lugares de reposo de donde nunca podría salir. Si el alma no llevaba la moneda, era rechazada por el barquero y debía al menos vagar cien años en torno a las aguas, y no alcanzaba reposo, pudiendo también molestar a los vivos con apariciones indeseadas.

El recuerdo del barquero Caronte también está aún presente popularmente. La gente solía decir que en los infiernos está "Pedro Botero" (Botero quiere decir "el del bote"). Recuerdo que incluso de niña, mi abuela solía decirnos cuando éramos traviesos: "No seáis malos, que iréis al infierno, a las calderas de Pedro Botero", de manera que el cristianismo popular convierte a Caronte en una especie de demonio infernal.

La palabra viaticum ha generado también en lengua patrimonial, el vulgarismo viaje. Es habitual la síncopa de vocal i en esdrújulas y la guturalización del grupo tc, viaticu(m)> viatcu. Pero hay una prueba clara de que esta evolución se dio en esta palabra en un ámbito catalán o provenzal, y no en castellano (pasó al castellano desde alguna de estas variedades lingüísticas). En castellano la vocal u final hubiera dado o, y en general estas vocales previas, puras o alteradas en otras, se mantienen, excepto algunas e de naturaleza breve. En cambio en catalán, provenzal y lenguas de Oc en general, hay tendencia a perder toda vocal de la sílaba final previa a la m, a no ser que sea una a (entonces se conserva siempre). En las palabras en que se generan grupos consonánticos impronunciables al final, los hablantes desarrollan espontáneamente una e de apoyo:

viaticu(m)> viatcu > viatge

- Gracias: Helena


En América esta palabra mantiene el significado original y es muy común de encontrar en las rendiciones de gastos de las personas que viajan para las empresas en donde trabajan.

En cambio, en la religión católica se da la extremaunción a quien está por morir.

- Gracias: Angel L. Saracho



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V

W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9692) añadidas al diccionario:
culpable   cobertura   gibón   bengala   odeón   esmero   set   talante   verija   ara  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
combi   Benicasim   golpe   anfiteatro   trombosis   termas   circo   orangután   apócope   fondear  
Último cambio: Martes, Septiembre 2 20:58 MST 2014