Etimología de ROZAR

ROZAR

El verbo rozar viene de una forma del latín vulgar *ruptiare, con asibilación del grupo -ti- ante vocal, derivada de ruptus o rupta, participio de perfecto del verbo rumpere (romper, quebrar, hacer pedazos, hacer una brecha). Si bien ruptiare no está directamente testimoniado, su existencia es muy segura, pues en latín medieval tenemos atestiguado en el siglo XII el valor de rumpere con el sentido de abrir una tierra al cultivo limpiándola y arándola, y desde el s. X la expresión rupta terra, para referirse a una tierra desbrozada y arada, presta para el cultivo (ver Du Cange). Y es que en efecto el primer valor y más antiguo de rozar, que ya aparece en 1282 como roçar, es limpiar una tierra inculta de vegetación y malas hierbas y ararla, para ser cultivada. De ahí que llamemos agricultura de rozas, a aquella que va ganando terreno a bosques, sotos o baldíos, cuya vegetación es eliminada por quema u otros medios, y va practicando allí una especie de agricultura itinerante que va abandonando suelos conforme estos van siendo esquilmados, y ocupando otros. De este valor de limpiar de matas superficiales una tierra, surge también la acepción de rozar referido a los animales que pastan segando o cortando con los dientes las hierbas superficiales. Ello evoluciona al sentido de raer la superficie de una cosa llevándose una capa y de ahí al hecho de pasar una cosa por la superficie de otra tocándola.

De rozar se derivan roce, roza y rozamiento.

El verbo rumpere latino nos da múltiples derivados como romper, ruptura, ruta (vía abierta en un bosque o lugar poco practicable), corromper, erupción, irrumpir, etc. Se forma con un infijo nasal sobre una raíz indoeuropea *reu-2 (arrancar, desenterrar, abrir...), raíz que se presenta en el mundo indoeuropeo pura o con distintos alargamientos. Con un alargamiento en -p tenemos no sólo el verbo rumpere, sino la palabra latina rupes (roca, peñasco, acantilado), de donde también derivan rupestre y rupícola. Pero en latín se vincularían también a este radical indoeuropeo:

  • De la variante pura, el latín ruere (derrumbarse, hacer caer o derribar), de donde vienen por ejemplo las palabras ruina y ruta (en origen camino excavado en el terreno).
  • De una variante alargada en dental *reud-, rudus (detrito), de donde nuestras palabras rudo y rudeza.
  • De una variante *reuk- la forma ruga (arruga, rugosidad, aspereza o surco de un terreno o superficie), de donde también vienen los vocablos arrugar, arruga y rugoso.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.