Etimología de IUSNATURALISMO

IUSNATURALISMO

La palabra iusnaturalismo designa a una teoría del Derecho, no sólo jurídica sino también ética y filosófica que postula la existencia de derechos en el hombre determinados por la naturaleza humana y previos a todo ordenamiento jurídico (Derecho natural). Se opone a iuspositivismo, que postula que lo justo o lo injusto es lo acorde a unas leyes vigentes, nacidas generalmente de la consuetudo social del hombre y creadas por él. El iusnaturalismo por el contrario deslegitima la ley que no se acoge a esos derechos previos, de hecho no la considera ley y justifica la posibilidad de desobecerla.

La palabra se compone del latín ius, iuris (derecho), vocablo asociado a un raíz indoeuropea *yewes- (ley), y del adjetivo latino naturalis, derivado con -alis (relación) de natura (naturaleza, esencia de un ser por nacimiento), palabra vinculada a la raíz indoeuropea *gen- (dar a luz, engendrar). A ello se agrega el sufijo de origen griego -ismo que expresa doctrinas, creencias y movimientos ideológicos.

Basado en una reelaboración de fuentes clásicas como Platón, el estoicismo, el aristotelismo y escolasticismo tomista medieval y Cicerón, el iusnaturalismo moderno es una creación española del Renacimiento y el Humanismo español del s. XVI y en concreto de la Escuela de Salamanca, en que un nutrido grupo de intelectuales españoles durante todo el s. XVI revolucionaron la filosofía del Derecho oponiéndose a las doctrinas vigentes en toda Europa, como el maquiavelismo italiano que justificaba la moral y la legitimidad según los fines prácticos del príncipe o la insistencia de la escuela inglesa que justificaba la ley como emanada de un monarca cuyo poder se daba "por derecho divino". Como aún casi todos los intelectuales de la época, esta pléyade de profesores universitarios estaban formados por la iglesia y los primeros de ellos pertenecían a la orden dominica, como el pionero Francisco de Vitoria y muchos otros teóricos, continuándose después la escuela de pensamiento sobre todo por jesuitas, cuya figura más notoria entre otras muchas sería Francisco Suárez.

El iusnaturalismo salmantino en sus numerosos tratados reivindica la libertad humana, una libertad inusitada en la Europa de la época, la igualdad de todos los seres humanos en cuanto tales, y que la soberanía reside en el pueblo, que todos los hombres nacen libres y que ningún poder temporal político tiene jurisdicción sobre cuestiones religiosas ni derecho a imponerlas, igual que el papado no tiene derecho alguno a inmiscuirse en cuestiones temporales. Llegará a postular que la forma de gobierno ideal es la democracia, desarrollando además el derecho de gentes ya desde el primer tratado pionero de Francisco de Vitoria. El iusnaturalismo teorizó sobre la guerra, considerando prácticamente ilícita toda guerra que no fuera defensiva y condenando especialmente las guerras de conquista, expresando además que no todo está permitido en la guerra y que hay límites morales a toda actuación en ella, así como que no es legítima una guerra emprendida por los gobernantes en contra de la voluntad de su propio pueblo. Del mismo modo reconoció el derecho natural de los pueblos a los territorios que naturalmente ocupan y deslegitimó y rechazó como ilícitos todos los documentos de propiedad sobre las tierras americanas emitidos por los poderes temporales de la época, así como por el papado para la repartición de territorios entre Estados.

En la cuestión americana fueron absolutamente tajantes y frente a las tesis que defendían que los indios eran ignorantes e infantiles y había que tutelarlos y llevarlos a la "verdadera fe", la escuela salmantina postuló y reivindicó su libertad humana, y su derecho a aceptar o no la predicación y la conversión, en función del universal libre albedrío humano. Y defendieron su legítimo derecho a la propiedad de sus tierras.

Los intelectuales de la escuela iusnaturalista de Salamanca son también los creadores de la primera ciencia económica moderna, dentro de su teoría arbitrista. Estos intelectuales enseñaron también en diversas universidades europeas expandiendo sus ideas que llevaron a América con la fundación de la primera universidad americana, la Universidad de San Marcos de Lima, a mediados del XVI, que gestionaron directamente ellos y donde en los primeros momentos enseñaron intelectuales iusnaturalistas de Salamanca, y que en tiempos posteriores tuvo un papel principal ilustrando a los líderes de la independencia del Perú.

El mundo anglosajón tuvo gran interés en ocultar la acción de la escuela iusnaturalista de Salamanca, postulando que el primer teórico iusnaturalista fue el holandés Hugo Grocio en el s. XVII, que no fue sino un discípulo más tardío de esta escuela jurídica y que por cierto fue perseguido y encarcelado por los calvinistas. La razón es en buena parte religiosa: en el mundo protestante no podían aceptar que unos intelectuales católicos y escolásticos, que además habían participado en el Concilio de Trento que condenaba la reforma protestante y reformaba la iglesia católica, fueran infinitamente más progresistas en filosofía social y jurídica que sus teóricos protestantes del s. XVI. Además después les convino expandir la idea de la España del Renacimiento, como una tierra fanática de inquisidores y demás, cuando los ingleses eran los principales rivales imperialistas del imperio español en el s. XVIII y XIX y les convenía defenestrar la imagen de una España imperial para debilitarla e imponer su propio imperialismo, lo que silenciaba la fuerte vitalidad cultural del Humanismo español y su aportación a la tolerancia en la Europa de la época.

Por otro lado en su momento, aunque todas estas gentes tuvieron bastante libertad de cátedra en España y fuera de ella, a los poderes políticos hispanos no les convenía resaltarla ni airearla, pues se oponían en buena medida a su línea de actuación.

En realidad la escuela salmantina y su abundante tratadística fue la creadora en Europa del iusnaturalismo, que fundamentó después a Grocio, a la teoría del pacto social primero de Hobbes y luego de Rousseau y otros, y que creó el hilo conductor que llevaría a fines del s. XVIII a las primeras Declaraciones Universales de los Derechos Humanos. Hoy en día en prácticamente todas las facultades de Derecho de Europa se estudia como tal iniciadora y se reconoce su completa y vital creación, así como el importante papel del Humanismo español en todo ello. El iusnaturalismo fue desbancado en el s. XIX por un renovado iuspositivismo, pero en buena medida se recuperó en el s. XX en la lucha política contra ciertos sistemas políticos totalitarios.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.