Etimología de HELIO

HELIO

El helio es un elemento químico (He) con el número atómico 2 de la tabla periódica. La palabra helio viene del griego ἥλιος (helios = sol), pues se detectó por primera vez, en 1868, como una nueva línea espectral durante un eclipse solar. Su descubridores fueron el astrónomo francés Jules-Ceasar Janssen (1824-1907) y el astrónomo británico Joseph Norman Lockyer (1836-1925). Este último, con la ayuda del químico inglés, Edward Frankland (1825-1899), sugirió que era un elemento químico y le dio este nombre.

Este elemento fue aislado por el químico británico Sir William Ramsay (1852-1916), quien también aisló el argón y neón.

Otras palabras compuestas con ἥλιος (helios = sol), incluyen afelio, heliocentrismo y heliografía. Esta palabra griega se asocia con la raíz indoeuropea *sawel- y la palabra sol a través del latín.


El helio, después del hidrógeno, es el segundo más liviano elemento químico, del grupo 8A de la tabla periódica (el de los "gases nobles"), de símbolo He, número atómico 2, masa atómica 4,0026, y configuración electrónica 1s2 (es decir que posee 2 electrones), con dos protones + 2 neutrones en el núcleo. Después del hidrógeno es también el segundo elemento químico más abundante en el universo. En nuestro planeta, en condiciones normales, es un gas inerte, monoatómico (He1), incoloro, inodoro y no-inflamable. Existen 8 isótopos conocidos del helio, pero solo 2 de ellos son estables (no-radioactivos): el helio-3, (3He), que tiene un solo neutrón y es el más abundante en el espacio exterior pero muy escaso en la atmósfera, aunque algo de él sigue cayendo a la Tierra atrapado en el polvo cósmico; y el helio común o helio-4, (⁴He), también escaso en la atmósfera, pero con suficiente presencia para ser explotado, en los depósitos de gas natural, que contienen de un 2% a un 7% de (⁴He), y que es el que se usa en los globos atmosféricos; en la fabricación del láser; en los escáner de resonancia magnética usados en medicina; en las naves espaciales y sus telescopios y monitores de radiación; en forma líquida como refrigerante criogénico en el estudio de la superconductividad; y mezclado con oxígeno (con helio en vez de nitrógeno), para tratar casos graves de asma y para hacer posible el buceo a grandes profundidades (como dato curioso añadiremos que respirar con esta mezcla de helio genera un cambio en la calidad y el timbre de la voz humana, produciendo un efecto gracioso, pero nadie sabe por qué).

Como ya se ha indicado arriba, este elemento se detectó por primera vez en un espectro de la corona solar que hizo Pierre Jules César Janssen durante el eclipse de Sol del 18 de agosto de 1868, donde aparecía como una nueva línea amarilla brillante que no coincidía con las líneas D (también amarillas) del sodio, lo que indicaba la existencia de un nuevo elemento desconocido. Durante el siguiente eclipse solar, el 16 de octubre del mismo año, el astrónomo inglés Joseph Lockyer también observó la misma línea amarilla en el espectro solar y junto con Edward Frankland concluyeron que efectivamente se trataba de un elemento desconocido, al que le pusieron el nombre de helium (del latín científico, y este del griego hélios = el sol, + el sufijo -ium = '-io') -el helio gaseoso en realidad no se obtuvo hasta marzo de 1895 (junto al argón y el neón), en colaboración mutua por parte de Sir William Ramsay y de Sir William Crookes (el primero en analizar el gas helio en laboratorio); antes de eso se suponía que era un metal alcalino similar al sodio y que solamente existía en el Sol, y de ahí su terminación en -io.

Esta etimología histórica de que el nombre del elemento helio procede del latín científico helium, y este del griego antiguo ἥλιος (hélios = el sol) + la terminación -ium '-io', ya es reconocida en la actualidad tanto en el DLE como en el wiktionary (el diccionario de wikipedia.org).

Del latín helium y del griego ἥλιος, ἡλίου (hélios, helíoy = el Sol), se derivan muchas palabras que, debido a los avances de la tecnología, una buena parte de ellas son neologismos que se han ido incorporando hace poco tiempo; y otras que (como 'heliograbado') representan un proceso que ya no existe, o que (como 'heliógrafo'), se usaba ambiguamente para referirse a 2 instrumentos totalmente distintos (para enviar mensajes y para mediciones meteorológicas), por lo que, para diferenciarlos, para esa ex-segunda acepción ahora se ha creado una palabra totalmente nueva e independiente ('heliofanógrafo'). Así, las principales palabras derivadas de 'hélios' son:

  • Afelio 'más lejos el Sol' (haplología de 'apohelio', del gr. hélios 'el sol', + el prefijo από- (apó-) 'desde, alejándose'; según se usa en 'apogeo').
  • Efélide 'peca' (del latín ephelidas; y este del gr. ηλιακέςκηλίδες (heliakés khelídes) 'manchas producidas por el sol').
  • Parhelio 'fenómeno atmosférico en que se ve al sol como varios soles juntos' (del lat. parhelion; y este del gr. παρα- (para-) 'juntos, semejantes'; + ήλιον (hélion) 'soles').
  • Perihelio 'más cerca el sol' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + περι- (peri-) 'alrededor, cerca de', según se usa en 'perigeo').
  • Helíaco 'dicho del orto de un astro, cuando ocurre junto al del sol' (del gr. ἡλιακός (heliakós) 'propio, relacionado o determinado por el sol').
  • Heliocéntrica, Heliocéntrico 'que tiene el centro en el Sol' (del gr. κεντρικός (kentricós) 'que tiene centro en'; + ήλιος (hélios) 'el sol').
  • Heliocentrismo 'teoría sobre el Sol como centro del sistema solar' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + κέντρον (kéntron) 'centro'; + -ισμός (-ismós) 'teoría, sistema').
  • Heliodora, Heliodoro 'que es un don o regalo del Sol' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + δῶρον (dóron) 'don, regalo').
  • Heliofanía 'cantidad de energía solar utilizable que recibe un lugar' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + φαίνω (phaíno) 'mostrarse, resplandecer'; + -ία (-ía) 'acción').
  • Heliofanógrafo 'aparato que mide y registra el tiempo y la intensidad de la heliofanía' (de heliofanía; + -γράφω (-grápho) 'que escribe o grafica'; + -o 'el que hace la acción'). No confundir con heliógrafo, como antes ocurría en ciertos diccionarios.
  • Heliofísica, Heliofísico 'estudio de la naturaleza del sol' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el Sol', + φύσις (phýsis) 'naturaleza', + -ικός (-ikós) 'ciencia, estudio').
  • Heliófila, Heliófilo adj: 'que ama el sol'; sust: 'ser vivo que necesita y busca la luz solar para poder vivir' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + -φίλος (-phílos) 'amigo, amante'). Antónimo: umbrófilo (del lat. umbra 'sombra').
  • Heliofobia 'alergia o miedo irracional al sol o a su luz' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + φόβος (phóbos) 'miedo'; + -ία (-ía) 'acción').
  • Heliofotómetro 'instrumento para medir la intensidad de la luz del sol' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + φῶς, φωτός (phós, photós) 'luz', + μέτρο (métro) 'medir').
  • Heliografía 'hacer o enviar señales con la luz del sol' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + γραφίες (graphíes) 'trazos, señales'; + -ία (-ía) 'hacer algo').
  • Heliográfica, heliográfico 'perteneciente o relativo a la heliografía' (de heliografía, + -ikós (-ikós) 'relativo a').
  • Heliógrafo 'aparato que se usa para enviar las señales heliográficas' (de heliografía 'enviar señales', + -o 'el que hace la acción'). No confundir con heliofanógrafo, como ocurría en ciertos diccionarios antes de que se invente esta última palabra.
  • Heliograma 'mensaje transmitido por un heliógrafo' (por similitud con telegrama), (de heliógrafo 'aparato usado para enviar señales heliográficas'; + γράφειν (gráphein) 'escribir'; + -μα (-ma) 'resultado de la acción').
  • Heliolatría 'adoración al sol como un dios', algo típico a lo largo de la historia en muchos pueblos antiguos, (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + λατρεία (latreía) 'culto, adoración').
  • Heliómetro 'instrumento para medir la distancia angular y el diámetro aparente, de o entre otros astros y el sol' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + μέτρο (métro) 'medir').
  • Heliomotor 'aparato que convierte en movimiento la energía solar' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol', y del lat. motor, -oris 'que hace mover').
  • Heliópolis 'antigua ciudad sagrada de Egipto, sede del culto al sol, situada en el delta del río Nilo' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + πόλις (pólis) 'ciudad').
  • Helioscopio 'especie de telescopio que permite observar el Sol sin que se lesionen los ojos del observador' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + σκοπέω (skopéo) 'ver, observar').
  • Heliosfera o Heliósfera 'espacio supuestamente esferoidal alrededor del sol y del sistema solar, sometido a su campo magnético, y en el que la presión del viento solar es superior a la presión del viento estelar que viene de las estrellas' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + σφαίρα (sphaíra) 'esfera').
  • Heliopausa 'límite máximo hasta donde se supone que llega la heliosfera, en el que se acaba la influencia del sol, y la presión del viento solar es detenida por ser igual a la presión del viento estelar que viene de las estrellas' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + παύειν (paýein) 'cesar o acabarse una acción'). El frente de choque de estos 2 vientos se llama heliofunda (de lat. funda, id.) cuya forma es similar al arco y la cola de un cometa, y cuya capa más exterior es la heliopausa o límite final de la heliosfera.
  • Heliosis 'insolación o malestar debido a haber recibido en exceso la acción a los rayos del sol' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + -οσις (-osis) 'enfermedad').
  • Helióstato 'aparato que hace girar lentamente un espejo para que siga el movimiento diurno del sol, de modo que los rayos de luz reflejados tengan siempre una misma dirección estable' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + στατός (statós) 'estable, que no cambia').
  • Heliotecnia 'conjunto de técnicas para convertir la luz solar en energía eléctrica' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + τεχνική (techniké) 'técnica').
  • Heliotelegrafía 'sistema de telegrafía mediante el uso del heliógrafo' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el Sol'; + τηλε (tele) 'a lo lejos'; + γράφειν (gráphein) 'escribir'; + -ία (-ía) 'acción').
  • Helioterapia 'tratamiento de ciertas enfermedades mediante la exposición de partes del cuerpo a los rayos del sol, o a una luz artificial equivalente que los reproduce en forma controlada' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + θεραπεύω(therapeýo) 'cuidar'; + -ία (-ía) 'acción').
  • Heliotropio, Heliotropo 'nombre de una planta herbácea de la familia de las borragináceas, que se caracteriza porque gira lentamente hacia el sol' (del gr. τρέπω (trépo) 'girar' + προς (pros) 'hacia' + ήλιο (hélio) 'el Sol' + -o (-o) 'el que hace la acción').
  • Heliotrópica, heliotrópico adj: 'relativo a, o que tiene, la cualidad de poder girar hacia el Sol' (del gr. τρέπω (trépo) 'girar' + προς (pros) 'hacia' + ήλιο (hélio) 'el sol' + -ikós (-ikós) 'relativo a, o que tiene la cualidad').
  • Heliotropina 'alcaloide obtenido de varias especies de heliotropio, sustancia que por acción de la luz solar presenta un efecto fotocromático, lo que le da a estas plantas sus cualidades heliotrópicas' (de heliotropio + el sufijo químico -ina 'sustancia relacionada con la palabra a la que se lo aplica').
  • Heliotropismo 'fenómeno descubierto por Leonardo da Vinci en sus estudios botánicos, que consiste en la propiedad que tienen ciertos vegetales (como el girasol y el heliotropio) de desarrollar un sistema de movimientos que mantienen a sus hojas y a sus flores continuamente orientadas en dirección al Sol' (del gr. ἥλιος (hélios) 'el sol'; + τρόπος (trópos) 'dar vuelta, orientarse'; + -ισμός (-ismós) 'sistema'). No confundir con el fototropismo o crecimiento heliodireccional (dirigido hacia la luz del sol) del ápice o cogollo del tallo y de las ramas, inclinándose y extendiéndose hacia los sitios donde recibe la mayor cantidad de luz solar diaria.

Fuentes:

  1. Wikipedia y otras páginas más como 'heliofanía', 'heliofanógrafo', 'heliófilo', etc.
  2. Dicciogriego más los diccionarios de Google, el DLE y el wiktionary.
  3. Thefreedictionary (diccionario enciclopédico que es el más completo en lo que se refiere a los neologismos)
  4. Joan Corominas, Breve diccionario etimológico (3ª edición, 4ª reimpresión), Editorial Gredos, S.A. - Madrid, España, 1987.
  5. Babor-Ibarz, Química General Moderna (6ª edición), Editorial Marín, S.A. - Barcelona, España, 1983
  6. Mis apuntes e investigaciones personales que vengo recopilando desde hace más de 60 años (cuando no había ni computadoras ni internet).

- Gracias: GustavoAl


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.