Etimología de FARALLÓN

FARALLÓN

La palabra farallón, roca alta y escarpada que sobresale en el mar y que a veces tiene la forma farellón, es de etimología discutida. Sabemos que en castellano es un préstamo del catalán faralló (plural farallons). Y desde luego es evidente que la forma es inseparable del italiano del sur faraglione, con el mismo significado, del que muy probablemente el catalán sea un préstamo.

Corominas defendió una etimología un tanto rara, que lo hacía derivar directamente del griego ϕαλαριῶν ("phalarión"), con una metátesis que daría lugar a una forma *faralione. Esta voz griega significaría "que está blanco de espuma" y es un participio dórico del verbo ϕαληριάω ("phaleriao", estar blando de espuma), que en dórico sería ϕαλαριάω. Aunque en términos de marinería no es extraño encontrarse con algún vocablo generado directamente desde el griego, no deja de ser raro, porque además los farallones son altos salientes rocosos que no suelen nunca ser cubiertos por la espuma de las olas.

Pero los etimólogos italianos defienden para faraglione otra opción, y es que sería un derivado del latín pharus (faro). Esta opción le parece a Corominas falta de fundamento porque no ve cómo podría ser la evolución que lleva a faraglione. Pero resulta que por un lado, fuentes de marinería parece que constatan cómo desde antiguo se colocaban de noche luces o fuegos en la cumbre de los farallones, para avisar de su presencia en el mar. Y por otro lado sabemos que el italiano faraglione procede de una forma más antigua fariglione (que fue quizá la que dio la variante farellón). Esta forma pudo asumir el aumentativo italiano -one, dado el gran tamaño de estos peñascos altos, y haber sido en origen *fariglio, que no tiene problema alguno para ser explicado, pues sería la evolución patrimonial italiana de un *pharicŭlus o pharicŭlum, diminutivo de pharus, igual que el italiano coniglio (conejo), es la evolución del latín cunicŭlus.

En latín la palabra pharus designa a un faro, es decir, un tipo de torre para encender fuego en su parte superior, que los romanos construían regularmente en sus puertos y en zonas estratégicas de la costa, para orientar e iluminar la navegación, especialmente nocturna. La voz latina es préstamo del griego Φάρος ("Pharos"), nombre propio de una islita frente a la costa de Alejandría en Egipto, donde en época helenística, en el s. III a.C. se construyó la elevada torre de luz para servir de punto de referencia al puerto de Alejandría, conocida como una de las siete maravillas del mundo de su época con el nombre de Faro de Alejandría, y que dio su denominación a todos los demás faros posteriores.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.