Etimología de GALATEA

GALATEA

Según la mitología griega, Galatea era una doncella blanca que habitaba en el mar en calma. Este nombre viene del griego Γαλάτεια (Galateia = Blanca como la leche) que deriva de γάλα, γάλακτος (gala, galaktos = leche, de leche), como en galaxia. Se vincula a una raíz indoeuropea *glak- (leche).

Fuentes:

  1. Diccionario de Mitología Griega y Romana - Pierre Grimal - Sexta Edición - 1979.
  2. El significado de sus nombres y apellidos - Gabriel Azevedo Uribe - 2009.
  3. Galateia en www.theioi.com.

En realidad, el nombre de Galatea evoca a los poetas la blancura de la leche, por lo que nace esta etimología popular que la hace derivar de leche y es falsa. Si derivara de este vocablo, el nombre sería "Galakteia" y no Galatea, que es una derivación imposible a partir de γάλα, γάλακτος, pues los nombres latinos y griegos derivan del radical puro (que siempre está en el genitivo, y no de un nominativo que puede haber perdido fonemas consonánticos finales). El nominativo γάλα sólo se usa en griego en compuestos de segunda posición. Es sobre todo el poeta Ovidio que llama a Galatea "más blanca que la leche" el principal responsable de la trasmisión de esta falsedad popular. Γαλάτεια ha sido asociado más bien a una raíz indoeuropea *gal-3 que evoca fuerza y poder, de modo que su nombre evoca más bien a la mujer fuerte y con poderes.

La más famosa de las Galateas del mito era una nereida, es decir, una ninfa del mar, enamorada del bello pastor Acis que era su amante. Pero la pretendía el siciliano y gigantesco cíclope Polifemo sin que ella se plegara a sus súplicas amorosas. Un día Polifemo descubrió a los amantes reposando juntos a la orilla del mar y, arrancando un enorme peñasco, mientras ella huía a las aguas marinas, aplastó con él al pobre Acis. Entonces ella, con los poderes de las divinidades marinas, antes de que Acis expirara, lo convirtió en río que eternamente vertía sus aguas al mar, con lo cual, a los ojos de los muchos poetas clásicos que trataron la historia, ella logró inmortalizarlo y obtener un coito eterno, dado que los ríos son elementos fertilizadores masculinos en los mitos, y el río penetraría siempre en el mar, del cual la nereida es parte. Esta historia es tratada sobre todo por autores helenísticos, como Filóxeno de Citera, Higinio, Teócrito, Apolodoro y Calímaco, y por diversos poetas romanos como Virgilio, Silio Itálico y Nonno, pero sin duda la versión más conocida y más bella de la historia es la del romano Ovidio en sus Metamorfosis, sin duda el más importante y leído best-seller de la literatura occidental. Tal influencia tuvo la historia de este triángulo amoroso que en la literatura barroca europea hay una larga lista de autores y poetas que recurren a ella, muchos de ellos italianos y de diversos países, y en el caso de la literatura española son Sotomayor y sobre todo Luis de Góngora, con su "Polifemo" o "fábula de Polifemo y Galatea", quien más la desarrolla. El tema es muy tratado también en la música, en la cual, las obras más importantes son sendas óperas, una de Händel y otra de Jean-Baptiste Lully, de título "Acis y Galatea". La pintura también desarrolla este tema mítico, que se halla representado entre los frescos de la ciudad romana de Pompeya (s. I d.C.) y algunas de las obras europeas posteriores más conocidas sobre el tema son el fresco de Rafael Sanzio, "El triunfo de Galatea" (inicios del s. XVI), que se conserva en la Villa Farnesina de Roma, o el fresco de Polifemo y Galatea (fines dels. XVI) de Annibale Carracci que se halla en el palacio Farnese de Roma, hoy embajada de Francia, habiendo llegado el tema incluso a la pintura moderna y contemporánea.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.