Etimología de LIMBO

LIMBO

La palabra limbo procede del latín limbus, que significa orla o franja decorada de una vestimenta, y que por su valor de franja se aplicó también en latín a la franja celeste de las constelaciones del Zodíaco. En latín cristiano primitivo los padres de la Iglesia emplearon este vocablo para referirse a una especie de franja superior, o borde limítrofe de los infiernos, libre de todo castigo pero también de la felicidad celestial, donde residirían las almas de aquellos justos previos al cristianismo que por no tener la fe cristiana no podían salvarse pero tampoco condenarse; y sobre todo, lugar donde irían a parar las almas de los niños muertos sin haber recibido el bautismo. Como lugar en que uno está sin pena ni gloria, en una especie de nada o inopia, de ahí que se diga "estar en el limbo" de quien anda alelado y absorto, como si no estuviera en ninguna parte. Lo cierto es que la Iglesia durante siglos enseñó la existencia del limbo, hasta que en el año 2007 el papado declaró a los cristianos que no había que creer en él, con gran perplejidad para quiénes se preguntan adónde habrán metido ahora tanto acúmulo de almas de niños sin bautizar como deben haberse juntado en tantos siglos.

Aparte de eso, limbo se emplea mucho como cultismo o tecnicismo para designar los bordes o franjas de las estructuras animales o vegetales, incluso astrales (limbo foliar referido a la franja constituida por las láminas que forman las hojas en los vegetales, limbo palpebral o borde de los párpados, limbo estelar o región del borde de una estrella, etc.).

El vocablo latino limbus se considera técnico y sin clara etimología por Ernout y Meillet. Pokorny en cambio lo asocia a una variante alargada lemb(h)- de la raíz indoeuropea *lēb- (colgar sobre algo, labio), que es la misma que daría en latín el verbo labi (deslizarse, resbalar, caer), de donde lapso, colapso, lábil y lava, así como el vocablo labor, laboris (esfuerzo para no caer, trabajo), de donde labor y laborear. Asimismo asocia a esta raíz las palabras latinas labium y labrum, que nos dan respectivamente labio y labro. Roberts-Pastor desvinculan en cambio los vocablos labium y labrum de esta raíz, y los asocian a otra que llaman *leb-2, ya con el significado de labio, y en ninguna de estas raíces leb- incluyen limbus.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.