Etimología de LIMÍTROFE

LIMÍTROFE

El adjetivo limítrofe (que linda, confinante, aledaño), nos llega del francés limitrophe, lengua en la que procede de un adjetivo del latín bajoimperial limitrŏphus. Es este un vocablo curioso dentro del latín porque se trata de un híbrido tardío entre el latín limes, limĭtis (límite, linde, frontera) y la raíz del vergo griego τροφέω ("tropheo"), variante de τρέφω ("trepho", volver compacto, nutrir, alimentar, guarnecer). Y es que limitrŏphus, en su significado originario que encontramos por primera vez en el Codex Theodosianus (fines del s. IV d.C.), se aplica a los campos y tierras atribuidas a los soldados permanentemente destacados en el limes o frontera del Imperio, para su sustento y garantía de supervivencia personal, de modo que limitrŏphus lo que realmente quería decir es "lo que nutre o guarnece una frontera". Es vocablo creado analógicamente a la gran cantidad de adjetivos griegos acabados en -τροφος (-trofo) y que significan "nutridor de" (de lo que indique la primera raíz). De ahí ha pasado a designar simplemente lo fronterizo. De limes vienen también límite, linde, lindero, limitar, delimitar, etc.

Es curioso también el sentido que ha adquirido limítrofe en psicopedagogía y psicología, derivado del valor de "fronterizo". Se habla de chicos "limítrofes" o de inteligencias "limítrofes" para quien muestra una capacidad intelectual o mental "fronteriza" con los límites de la normalidad y está lindando con la deficiencia. Esto no es ni más ni menos que una de las infinitas muestras de capacidad eufemística que tiene nuestra lengua, que pudiendo expresar un concepto con un vocablo más exacto y nítido, ante la posibilidad ofensiva o cruda del vocablo, recurre a un eufemismo. Lo mismo hacemos con vocablos como "atrasado" que pueden sustituir a cientos de vocablos más exactos y específicos para cada caso (como retrógrado si se trata de una situación sociopolítica, mentecato si se trata de la estupidez, subdesarrollado si se trata de la vida material, económica o tecnológica, etc.). Es esta una tendencia que enriquece constantemente las acepciones de una lengua y que obliga al hablante a agudizar su inteligencia y su comprensión de cada contexto para poder interpretar correctamente, sin necesidad de que le digan en cada caso la palabra descriptiva correspondiente, que normalmente existe, como si fuera estúpido e incapaz de entender los infinitos universos semánticos metafóricos del lenguaje derivados también de la complejidad de sus contextos (que incluye tanto el contexto, como el intratexto y el metatexto).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.