**

Etimología de FACINEROSO

-
-

FACINEROSO

La palabra facineroso se utilizó frecuentemente en la serie de TV Batman (la de Adam West). Vemos aquí otra derivación del verbo hacer, significando: el que hace cosas malas, fechorías.

La forma latina faci parece ser el pariente de factor, excepto que el sonido latino de la C delante de 'E' e 'I' es el de nuestra 'Ch': facinerosus (pr. fachinerosus). Facinero o facinario podría ser quien recibe la mala acción del facineroso (ario o erio indican un cierto tipo de posesión: v.g. arrendatario=quien toma algo en renta; arrendador=quien da algo en renta; el primero recibe la acción de arrendar, el segundo es el agente, quien arrienda); el oso (osus) sería frecuentativo, es decir quien se dedica a hacer las cosas malas. También conviene observar que estas partículas (ario, ero) suelen interpretarse con sentidos opuestos: ver limosnero.

- Gracias: Maximiliano Mena Pérez


En realidad facinerosus en latín es un adjetivo derivado directamente del nombre "facinus, facinoris", derivado a su vez del verbo "facio", como aquí se indica (infinitivo "facere", hacer). En origen "facinus" designaba simplemente una acción neutra, es su sentido arcaico, y en los autores clásicos que gustan del léxico arcaizante aún vemos ese empleo. Por ejemplo en Salustio: Masinissa, rex Numidarum,...multa et praeclara rei militaris facinora fecerat (Guerra de Yugurta, III,4). Es decir: "Masinisa, rey de los Númidas, había realizado numerosas y brillantes acciones de estrategia militar". Pero desde muy pronto, en el lenguaje jurídico y en el habla cotidiana (hay ejemplos cuantiosos en Plauto), "facinus, facinoris" se especializa en designar una mala acción, una fechoría. De ahí en efecto asociado a -osus, sufijo frecuentativo o de abundancia, genera nuestro "facinerosus" que es el que tiene en su haber la comisión de abundantes fechorías.

Por otro lado nunca en latín la c sonó como nuestra ch. En latín clásico la c siempre suena como k, también ante i y e. Sucede que personas de cierta edad conocen el latín que utilizaba la Iglesia antes de la reforma del Concilio Vaticano II en los años 60 del pasado siglo. Este latín tenía una fonética completamente corrupta que se conoce como "latín eclesiástico" o fonética eclesiástica, y que no es más que una pronunciación italianizante del latín en que los clérigos, de forma parecida a como se hace en italiano, pronunciaban por ejemplo la c como ch, y la g (en latín clásico siempre gutural sonora como en "gato" aunque vaya delante de e o i) de forma parecida a una y. Esos sonidos no existían en latín. También asibilaban el grupo ti ante vocal. Pero todo eso no es la pronunciación real del latín. En latín facinerosus, se pronuncia "fakinerosus".

- Gracias: Helena



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F

G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9689) añadidas al diccionario:
bengala   odeón   esmero   set   talante   verija   ara   hato   fondear   hórreo  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
trombosis   termas   circo   anfiteatro   orangután   apócope   taxonomía   maestro   virtud   sigilo  
Último cambio: Lunes, Septiembre 1 15:20 MST 2014