**

Etimología de FACTOR RH

-
-

FACTOR Rh

El factor Rh fue descubierto por los doctores Alexander Wiener (1907-1976) y Karl Landsteiner (1868-1943) en 1940 en los monos Macacus Rhesus. De ahí viene el Rh. El factor Rh es una clase de proteína que se encuentra en los glóbulos rojos de la sangre. Cuando alguien tiene esa proteína se le considera "Rh Positivo". Cuando no la tiene es "Rh Negativo". El factor Rh es hereditario y se transmite en dos genes. El factor Rh positivo es dominante, es decir si una persona tiene un gen positivo y otro negativo, su factor Rh será positivo. El problema ocurre si la madre es Rh negativa y el bebé es Rh positivo. Si la sangre del bebé entra al sistema de la madre, este puede provocar que el sistema de inmunidad de la madre aborte al bebé.


En efecto, Weiner y Landsteiner (quien 40 años antes descubriera los grupos sanguíneos ABO) descubrieron el antígeno (Factor Rh) en 1940, y le llamaron así porque fue detectado en la sangre de monos Rhesus (Macaco Rhesus), que fueron inicialmente utilizados en investigaciones para hacer el antisuero que permitiera tipificar muestras sanguíneas de conejos.

Los monos Rhesus pertenecen a la familia de los cercopitecos (véase en este diccionario), que habitan naturalmente el centro, sur y sureste de Asia (son los primates con la distribución geográfica mayor), que pertenecen a la especie Macaca mullata (Zimmermann 1780), con varias subespecies.

El nombre macaco fue antes llamado Macacus por George Cuvier (1769-1832), luego Macaca por Bernard Germain de Lacépede (1756-1825) y después Georges Lecrec Conde de Buffon (1707-1788) lo nombro Macaque. Pero la palabra macaco también aparece como macaquo en una obra póstuma de 1648 del naturalista germano Georg Marcgrave (1610-1644). Probablemente macaco, referida a los monos rhesus, derive de alguna lengua del Congo. Sin embargo, macaco (originalmente macauco o macauk, términos quizás originados en lenguas nativas de Madagascar), también se aplica a ciertos tipos de lémures, como el de cola anillada o al lémur gato, la primera especie conocida descrita bajo este nombre por Buffon, así como el Lemur catta de Linneo y el L. macaco.

En lo que respecta al término latinizado Rhesus, es tomado del vocablo griego Ῥῆσος (Rêsos), que era un rey mitológico de Tracia, mencionado en poemas romanos y otras obras basadas en la Ilíada; además, es el nombre de cierto río de Bitinia, en las proximidades del Ponto. Tanto el nombre del rey, como los sitios mencionados, pertenecen a lugares en lo que hoy es parte de Bulgaria, Grecia y Turquía, es decir, Asia Menor, lo que nos permite suponer que Rhesus es un término de probable origen anatolio. Las fuentes indican que el naturalista francés Jean-Baptiste Audebert (1759-1800) fue quien dio el nombre Rhesus a estos monos asiáticos, pero al parecer lo hizo de manera totalmente arbitraria, sin un significado o causa concreta, lo cual pudo ser cierto, pero queda la duda acerca de la veracidad de este hecho.

Ahora bien, en lo que respecta al análisis médico-biológico del concepto o término Rh, como factor o tipo sanguíneo, aunque no es el objetivo toral de este diccionario, trataré de explicar de manera somera algunos hechos que permitan al lector comprender elementalmente el tema:

El grupo sanguíneo Rh tal vez sea el más complejo de todos desde el punto de vista genético (es totalmente hereditario), ya que involucra 45 o más diferentes antígenos en la membrana de los eritrocitos humanos, que son controlados por dos genes alelos localizados en el cromosoma 1. A pesar de la complejidad genética, la herencia de este rasgo habitualmente puede predecirse por un simple modelo conceptual mendeliano, en el cual hay dos alelos, D y d (la D es por la palabra inglesa disease, en español enfermedad, ya que se refiera a la enfermedad del recién nacido o eritroblastosis fetal, que se da cuando una madre multípara Rh- engendra un bebé Rh+), donde el D o Rh+ es dominante sobre el d o Rh-, que es recesivo; de tal manera que solo una persona con el genotipo dd o Rh-/Rh-, tendrá sangre Rh negativa, mientras que un individuo con los genotipos DD o Dd, será Rh positiva. Y los estudios de genética de poblaciones han determinado por ejemplo, que el 100% de los coreanos, chinos, japoneses y nativos de Norteamérica son Rh+; en cambio, la población negra es positiva en el 95% (5% son Rh-) y la blanca, en el 85% (15% son Rh-). Normalmente el plasma sanguíneo humano no contiene anticuerpos para el antígeno Rh (presente en los glóbulos rojos de alguien Rh+), pero puede estimularse su formación en una persona Rh-, cuando por ejemplo, recibe por vez primera una tranfusión sanguínea de un donador Rh+, al principio no sucede nada, pero si es transfundida más veces con sangre Rh+, entonces los anti Rh reaccionan con el antígeno Rh+ y provocan una lisis masiva de eritrocitos.

Pero el problema médico es más grave, pues consiste en la eritroblastosis fetal: si una mujer Rh- primeriza se embaraza y desarrolla un feto Rh+, de momento no sucede nada grave, pero en los embarazos sucesivos, si engendra más bebés Rh+, entonces sus anti Rh+ penetran a la sangre fetal y destruyen sus glóbulos rojos.

Determinar si alguien es Rh+ o Rh- es en realidad una simplificación, pues hay muchas variaciones de tipos sanguíneos Rh, dependiendo de cuales de los 45 o más antígenos Rh estan presentes en las membranas eritrocíticas. Los más importantes de estos antígenos para la incompatibilidad madre-feto y problemas en las transfusiones aparentemente son D,C,c,E y e. Cuando una persona es identificada como Rh+ o Rh-, usualmente es con respecto al antígeno D, en otras palabras, el individuo es RhD+, si lo tiene o RhD-, si no lo tiene

Los antígenos se localizan en dos proteínas Rh muy similares, la RhD (Rh+) y la RhCE (Rh-), pues solo difieren en 36 de los 417 aminoácidos que cada una posee, es decir, con diferentes secuencias estructurales.

Ante todo la antes expuesto, es necesario mencionar que debe quedar muy clara la distinción entre los antígenos o sustancias presentes en la membrana eritrocítica, cuyos principales cinco ya fueron citados, de los genes que determinan la presencia de éstos, que se escriben con letras mayúsculas: RHD, RHCE y RHAG, así como otros homólogos no eritroides que se expresan en otros tejidos, que son RHBG y RHCG, y las proteínas que constituyen los antígenos las que se indican como RhD, RhCE, RhAG, etc.

Así mismo, si bien el 'factor Rh' fue detectado en 1940 (pues no se tenía idea del mecanismo que lo determinaba), el primer gen (RHCE) fue descubierto hasta 1990, y el segundo, el RHD (Rhesus Hemolitic Disease), en 1992.

Fuentes consultadas:

  • Flagel A. Willy. The genetics of the Rhesus blood group system. Blood Transfus. 2007. Apr; 5(2): 50-57.
  • The Biology Project. 2015. Departament of Biochemistry & Molecular Biophysics. The University of Arizona. On line
  • Tortora J. Gerard and Sandra Reynolds Grabouski. 2000. Principles of Anatomy and Physiology. Ninth Edition. USA.
  • Westhoff M. Connie. The Structure and Function of the Rh antigen Complex. Semin Hematol. 2007. Jan; 44(1): 42-50).

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

   

A
B
C
D
E
F

G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 10.791) añadidas al diccionario:
casuarina   hornacina   pritaneo   orfismo   regalar   hematoquecia   valquiria   monopatín   Macario   crasulácea  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
nuez   serpol   rosa   res   pícea   pecho   pardo   ostra   nao   mueca  
Último cambio: Martes, Septiembre 1 21:06 MST 2015