Etimología de DESTROZAR

DESTROZAR

El verbo destrozar se documenta por primera vez en castellano en Juan de Mena en 1444, cuarenta y seis años antes que la palabra trozo. Malkiel argumentó que este verbo tendría su origen en un latín vulgar *destructiare, derivado del clásico destruĕre (destruir), y que de él se obtuvo «trozo» como un falso primitivo y por falso corte a partir de «destrozar», lo cual es falso. Harri Meier hacía venir este verbo de un hipotético *extertiare, que sería «reducir a tercios».

Pero destrozar es un claro préstamo del catalán, donde hallamos, tanto en catalán como en occitano destroçar o destrossar, bien testimoniados desde el s. XIV. De igual modo pasó tardíamente desde el castellano al portugués.

En principio, dado que en catalán y occitano troç (que genera el préstamo trozo, y que procede del latín tradux, tradŭcis) es vocablo mucho más antiguo (atestiguado en el s. XII), no hay inconveniente alguno para considerar que destroçar sería un derivado con prefijo des- (del latín dis-) a partir de troç. Esto casa perfectamente con uno de los dos sentidos que en catalán tenía el antiguo destroçar en los siglos XIV y XV, que tanto extraña a Corominas, que aparece en Curial y Güelfa y que es el de "desvalijar". Pensamos que no sería más que una acepción figurada de un verbo agrícola que significaría desmochar, despojar a una viña o a un árbol de sus tradŭces, brotes o vástagos, dejarla pelada en definitiva, y que es la misma palabra que el occitano antiguo destrossar o el francés antiguo destrousser, ambas con el sentido de ʻdespojarʼ o ʻdesvalijarʼ.

No es imposible que ya una acepción secundaria de ʻhacer pedazosʼ hubiera desarrollado en fecha temprana la idea de aniquilar completamente a un enemigo causando un terrible estrago, que es también el otro significado antiguo de destroçar en catalán desde el s. XIV, y que es la acepción primitiva que tiene el vocablo recién adquirido en castellano, mucho antes de cobrar claramente el valor de deshacer algo en pedazos por su relación con trozo. Pero quizá tiene razón Corominas al considerar la posibilidad de otra raigambre para el verbo, aunque en nuestra opinión no ande muy inspirado en encontrar el étimo. Si tenemos en cuenta la forma occitana estrossejar, probable cruce de *estroçar y trossejar, y la italiana strozzàre (matar estrangulando) que Panigiani relaciona erróneamente con un étimo germánico, podemos pensar en un étimo de partida *extrŭcidāre, formado a partir del clásico trŭcidāre, cuya evolución fonética puede justificar plenamente las formas estroçar y strozzàre. No es necesario demostrar la enorme frecuencia de formaciones vulgares latinas con ex- a partir de verbos clásicos, pero esta incluso viene avalada por Meyer-Lübke [1], que aporta como derivados suyos el antiguo rumano struncinà (machacar, aplastar, aniquilar), en rumano moderno zdruncinà, el macedonio sturcinare y el italiano strucinare (destruir, degollar). El verbo trŭcidāre, compuesto de trux, trucis (que denota la saña y la crueldad) y de la raíz de caedĕre (cortar, herir, matar), tuvo en latín el valor de masacrar o aniquilar con saña, pero su significado primario era el de degollar, no muy lejano pues al de estrangular del verbo italiano strozzàre, en que *extrŭcidāre pudo sufrir incluso la influencia analógica deextrudĕre (presionar con violencia), que fácilmente además pudo generar también una variante vulgar *extrudiari /extrudiare [2].

La forma catalana destroçar que pasó al castellano podría haber sido la confluencia de un destroçar (desmochar, desvalijar) a partir de troç, y de un *estrozar/ estroçar muy probablemente procedente de una forma vulgar *extrŭcidāre, y de ahí sus dos sentidos diferentes.Ver al respecto mi artículo reciente sobre el tema en el Boletín de la Real Academia Española [3].

Notas:

[1] MEYER-LÜBKE,W., REW 3105.

[2] Consideremos la frecuencia de formas vulgares atestiguadas, como insidiari a partir de insidere, obsidiari a partir de obsidere, e incluso un posible assediari a partir de assedere.

[3] PINGARRÓN SECO, Elena, "Trozo, destrozar y otras etimologías oscuras de la Romania". BRAE, CCCXIII. Madrid. Enero-junio de 2016.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.