Etimología de NALGA

NALGA

La palabra nalga viene del latín natis, llegando al castellano a través de su vulgarización latina con un -ic- sufijado, indicando ''relativo a": natica.

Es un término que indica las porciones carnosas situadas bajo la columna vertebral hasta la parte superior del muslo y desde el latín fue un término conservador, al contrario que otros vocablos sinónimos.

natis, natica -->nadiga --> nalga

Cambios fonéticos que se observan:

  • Podemos ver inicialmente una suavización fonética de explosivas u oclusivas como t y c intervocálicas, lenizándose a d y g.: nádiga.
  • El uso extenso dio por abreviarla y sufrió otro cambio, perdiendo la i, al mismo tiempo reemplazando la dental oclusiva sonora /d/ por dental lateral /l/.

- Gracias: niaroel


De la palabra nalga tenemos también:

  • Nalgar - relativo a las nalgas.
  • Nalgada - dar un golpe en el trasero.
  • Nalgudo- abundante de nalgas.
  • Nalguear - mover las nalgas.

Se vincula con la una raíz indoeuropea *not, presente en la palabra giega νῶτον (noton = dorso), de donde formamos la palabra notocordio.


La palabra nalga procede en efecto del latín natĭca, variante vulgar de natis que nunca se emplea en latín así, sino en plural nates. El vocablo sufrió la sonorización de la t característica y una apertura de vocal breve generando la forma nadega que aún se conserva en portugués. Pero además sufrió una síncopa, generando en castellano la forma atestiguada nadga, que finalmente debiera haber dado *nazga. Lo que sucedió es que fue sustituido el vocablo por la palabra generada en astur-leonés, en que tras la síncopa (nadga), la d en esta posición disimila en ele, dando la forma nalga (ver al respecto el Diccionario Crítico-Etimológico de Corominas).

Por cierto que la atribución a la palabra latina natis de una raíz indoeuropea *not-(espalda) es una de las hipótesis menos fundamentadas de las que proporciona Pokorny. Natis carece absolutamente de paralelos en el mundo indoeuropeo, y el único paralelo forzado que se le ha buscado es el griego νῶτον, que también carece de paralelos. Es obvio que no se puede montar la existencia garantizada de una raíz indoeuropea sobre el escasísimo dato de dos palabras, un número ridículo, en todo el amplio espectro de las lenguas indoeuropeas, y además de dos palabras con un parecido formal pero de las que no se tiene siquiera la total seguridad de un parentesco fiable. Eso pone incluso en tela de juicio la existencia real de esa supuesta raíz indoeuropea *not-.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.