Etimología de NABO

NABO

La palabra nabo viene del latín napus, del acusativo napu(m) como es habitual y con una simple sonorización de la p intervocálica. De ahí también nabina, la semilla del nabo. Parece que se trata de un viejísimo vocablo del fondo léxico mediterráneo, de origen oscuro. Es así de simple. Pero en latín también se llamaba rapum al nabo en sus diversas variantes, incluyendo quizá algunas especies de rábanos que luego propiamente se denominan raphanus. Aparte de la raíz napiforme comestible, las hojas de la planta, también comestibles, se consideraban una brassica, es decir una verdura similar a las coles o berzas. De ahí que el nombre científico del nabo común sea Brassica rapa. En Galicia, en España, la planta del nabo consumida como verdura se emplea mucho, con el nombre de grelos.

Los romanos cultivaban muchísimo el nabo que se adaptaba a todas las latitudes y se extendió por doquier. Sabemos que empleaban también la planta, cuando ya no estaba tierna, como forraje de alimentación animal.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.