**

Etimología de LUJURIA

-
-

LUJURIA

La palabra "Lujuria" viene del latín luxuria (abundancia, extravagancia) y este de luxus (dislocado) y este del verbo luctari (luchar). Imagínate ver una lucha greco-romana donde en el combate uno de los luchadores sale con un brazo dislocado. La gente pensaba algo así como "ya es demasiado" o es una "lujuria". Es interesante notar que los huesos dislocados también pasaron a ser algo así como una decoración o joya (algo así como una vez lo fueron las cicatrices y ahora son los tatuajes).

Por eso esta palabra se bifurcó en dos semánticas una de "lujo" (en abundancia de lo que no necesitas) y la segunda en vicio (abundancia o apetito carnal).


Luxuria es forma extraída de la más latina luxuries, que quiere decir derroche desatado y lujo desmedido, generada a partir del sustantivo luxus (lujo, fausto y exceso), denominativo derivado en efecto, del adjetivo luxus (dislocado, salido de su normal situación, desatado). La posible relación con el verbo luctari (frecuentativo) se debe en efecto a la intención y objetivo de dislocar los miembros en determinadas especialidades de lucha gimnástica. La raíz (*leug- = girar, doblar) está atestiguada en otras lenguas indoeuropeas como por ejemplo el griego λυγἰζω o λὐω, o algunas formas célticas, y tiene ciertas vinculaciones con el latín lugeo y luctus (referidas a los duelos fúnebres).

Pero en latín luxuria nunca se refirió a excesos de apetitos sexuales, sino al derroche y la ostentación desmedida, mal vista en general por los romanos, cuyas leyes tenían previsto el quitar parte de su libertad legal al que derrochaba una hacienda, con la calificación jurídica de prodigus, a quien se le podía poner un tutor o vigilante legal para que no dañara a los suyos con sus excesos. Como se ve entre los vicios, a veces en expresiones se asocia a palabras que expresan otras cosas (como el desenfreno sexual) en expresiones como: qui luxuria et lascivia diffluit… (Terencio), es decir, "el que se abandona al derroche y al libertinaje…". Lascivia si tiene una connotación de desenfreno sexual que nunca tuvo luxuria.

Es el cristianismo posterior, propiamente a partir de S. Agustín (354-430 d.C.), el que va identificando el lujo y adorno excesivo con un pecaminoso síntoma de intención o deseo sexual, que es lo que más les preocupa, y empiezan a surgir términos como luxuriator, para referirse a scortator (el que vive en prostitución). Es a partir de ahí, del lenguaje de los textos eclesiásticos, especialmente de los autores llamados "Padres de la Iglesia", posteriores a S. Agustín, de donde se va desarrollando el significado actual de lujuria.

- Gracias: Helena



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L

M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9928) añadidas al diccionario:
abrasión   asílido   oéstrido   papagayo   noúmeno   genioplastia   femoral   sepia   calloso   eneldo  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
náhuatl   antídoto   órgano   hornazo   septentrional   reduplicar   cardinales   chungo   ocaso   autoestima  
Último cambio: Miércoles, Noviembre 26 17:08 MST 2014