Etimología de LARVA

-

LARVA

La palabra larva viene del latín larva (plural larvae), que significa maligno, horrible, espíritu, máscara, espectro y quizás lascivo y voluptuoso. También parece significar fantasma. Este término fue utilizado especialmente por el ocultismo medieval. Asimismo, debe mencionarse que en castellano, existe el adjetivo "larvado", del latín larvatus, enmascarado, que se utiliza en patología para referirse a procesos morbosos cuyas manifestaciones o síntomas son poco aparatosas, por ejemplo, en las primeras etapas de muchos procesos cancerosos; o también para señalar fenómenos naturales, sentimientos, etc., que existen sin manifestarse abiertamente.

En el campo de la Biología, este término fue utilizado desde 1768 por el naturalista sueco Carlos Linneo (1707- 1778), a quien se le considera como el fundador de la Taxonomía moderna, que es la disciplina biológica que trata de las normas para clasificar y dar nombre en latín a las especies fósiles y vivientes que han existido y existen en el planeta, mediante la famosa Nomenclatura Binaria (por ejemplo, maíz, Zea mays.).

Desde el punto de vista biológico, el término Larva puede definirse como la fase de desarrollo intermedia entre el huevo y el adulto en las especies animales dotadas de metamorfosis completa u holometábolos y, precisamente, este nombre lo reciben porque una larva, digamos de una mariposa (oruga), una mosca (cresa), una rana (renacuajo), no se parecen ni remotamente al estado adulto en el que se han de transformar y por lo tanto, son como una etapa perfectamente enmascarada, "larvada" o espectral del espécimen adulto completamente desarrollado.

Aunque muchos tipos de animales invertebrados (insectos, crustáceos, anélidos, tenias, etc.) y vertebrados (anfibios o batracios) presentan etapas larvarias durante su ciclo de vida o desarrollo, son los insectos, los que por este motivo, resultan extremadamente complicados para su estudio taxonómico, pues además de ser el grupo con más especies en el planeta, casi el 90% de dichas especies insectiles, pasan por etapas larvarias durante su vida.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Creo que la elección del término latino larva para referirse a la primera fase del desarrollo de insectos con metamorfosis no sólo se debe a su carácter oculto o enmascarado. En el imaginario colectivo romano una larva no era un fantasma cualquiera (la palabra fantasma, tomada del griego, también se emplea). Frente a un inocuo fantasma tenemos los lemures y las larvae. Se creía que ambos actuaban ocultos en la oscuridad de la noche, pero mientras los lemures de ojos redondos y fijos que a veces aparecían en forma de bestias para aterrorizar a los humanos, las larvae, según la creencia popular espectros vengativos de ajusticiados y muertos con violencia y sin reparación, se consideraban extraordinariamente peligrosas por su voracidad, voracidad especialmente de sangre, que solían extraer de niños pequeños y doncellas, y que hacía variar su aspecto habitual de pelados esqueletos a muy diversas formas enmascaradas (de ahí que larva en latín también acabe significando máscara). Alta voracidad y capacidad de metamorfosis son también los rasgos de las larvas de los insectos.

Por otro lado la palabra latina larva que en Plauto (s. III-II), todavía es trisílaba larŭa, se considera un derivado de lar (tipo de dios doméstico y familiar que protegía el hogar de una familia). Los lares que eran espíritus de difuntos familiares divinizados tienen un origen etrusco y la palabra es etrusca en origen. Entre los etruscos propiamente designaban a divinidades menores infernales vinculadas al importantísimo culto etrusco a los muertos.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

-

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.