Etimología de HEREJE

HEREJE

La palabra hereje viene del latín hereticus, que significa opción. Esta se usó por primera vez por los romanos cuando impusieron la nueva Biblia en el siglo III d.C. (aprox.), y se les daba a los que optaban por los antiguos evangelios.

- Gracias: Martín Garrido Lepe


La palabra hereje no viene sólo del latín, por ende, no fue utilizado por primera vez por los romanos. Viene del griego "airesis" que significa decisión o separación.

- Gracias: Laura


Según el DRAE proviene del provenzal "eretge", pero yendo atrás en la historia nos encontramos con que esta palabra la tomaron del latín "Haereticus" y los latinos la tomaron de los griegos (ó airetikós; ereticós) y se refería a todos aquellos actos que iban en contra de lo establecido, que se salían de las normas. Pudiera ser que la palabra latina equivalente en este sentido fuera "inmoral", pero por la evolución cultural son bien distintas en el fondo de su significado. El hereje niega los dogmas religiosos (unos lo consideran sinónimo de "ateo") y un inmoral actúa contra las "buenas costumbres".

- Gracias: Maximiliano Mena Pérez


Respecto del sentido negativo (in-moral) de hereje y herético. En efecto, el sentido original griego era, al menos, polisemántico: si por un lado hairetikós implica partidismo o sectarismo, el verbo haireîn significa coger, agarrar, y de ahí también escoger. Y aún más, haíresthai (voz pasiva del, similar al modo reflejo castellano) o el sustantivo proaíresis implican más bien la libre elección y la capacidad de designio y selección (por ejemplo, en la Ética Nicomaquea de Aristóteles, 1107 a.D.).

- Gracias: cenotafios


El vocablo griego hairetikós (derivado de hairesis, elección libre o toma de algo), nunca significó ni en griego, ni vertido al latín, inmoral ni nada parecido. En griego hairetikós significa el que elige, el que es libre para elegir, y en griego tardío aparece también con el valor de hombre de una facción, el que elige una facción concreta y no otra. La cuestión es que el cristianismo, desde que en el s. IV se jerarquizó, condena y prohíbe la libre elección en creencias y demás, y obliga a sus miembros a aceptar sin más el dogma establecido por una jerarquía. Es así como herético supone una postura condenada y adquiere un tinte negativo, el más negativo: lo peor que puede hacerse en ese contexto es asumir la libertad de elegir en cuestión de "verdades establecidas" que el creyente no puede elegir al libre albedrío, es lo más prohibido, y eso se considera peor que cualquier inmoralidad o pecado. Es así como herético, y su evolución patrimonial hereje, significan lisa y llanamente "hombre de una facción que ha elegido otra postura fuera del dogma que una jerarquía establece".

- Gracias: Helena


Que nuestra erudita y admirada Helena tiene su propio sesgo ideológico como cualquiera de nosotros es obvio para cualquiera, pero es raro encontrarse con un ejemplo tan llamativo de argumentación sesgada. Veamos:

Si se puede elegir (E) quedarse o irse, el que elige irse (A) es el hereje. Pero el que se queda (B) también hace una elección (E), la de quedarse, ergo lógicamente debería llevar también el adjetivo de hereje, cosa que no ocurre, porque en ese caso no sería necesario crear una nueva subcategoría dentro de la totalidad. 

Si A y B eligen, ¿por qué lleva uno el calificativo de hereje y el otro no? Por la misma etimología de la palabra hereje: el que elige otra facción... ¡diferente de aquella en la que se encontraba!. 

Hay quien elige (E) quedarse con un dogma «sin más» porque acepta la doctrina establecida, en este caso por los Padres de la Iglesia y la Tradición, el Catecismo (B) y las costumbres derivadas de ella («moral») y quien elige (E) otro dogma «sin más» establecido por Lutero (B) y sus continuadores y las costumbres derivadas  («moral», otra vez).

Si ambos, A y B eligen (E), el elemento diferencial que genera la subcategoría «hereje» es la novedad, la divergencia. Al que se separa es al que se le atribuye un nuevo nombre.  Igual que ponemos el nombre de ciego o sordo los que vemos y oímos, como es lo normal, la norma.

Por eso es lógicamente el original (en este caso la Iglesia («asamblea») Católica, Apostólica y Romana) quien determina para sí qué es herético y quién es hereje, porque ha elegido irse rechazando su doctrina y sus costumbres originales.

En este sentido es interesante reflexionar sobre el paralelismo entre «hereje»  y «diablo», que se puede consultar aquí mismo. También la palabra «comunión».

- Gracias: Santos

Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.