Etimología de FORMIDABLE

FORMIDABLE

El uso actual de este adjetivo ha ido borrando su significado de origen: con el sentido de 'estupendo', 'magnífico', el adjetivo 'formidable' ya no da el miedo que producía antes cuando se usaba sabiendo que en latín 'formidabilis', del verbo 'formidare' (temer), significaba 'temido'. Ahora cuando decimos 'una explosión formidable', reaparece el significado real.

- Gracias: Philippe Vicente


En efecto formidable viene del latín formidabĭlis (que tiene la capacidad de causar espanto), adjetivo formado con el sufijo de posibilidad -bĭlis (>-ble) sobre el verbo formidāre (temer, sentir espanto). Pero este verbo se deriva de formido, formidĭnis, que aunque en latín acaba significando terror y espanto, en origen era un término técnico de la caza, y lo que significaba es "espantajo", designando a diversos artilugios e incluso tretas y sonidos que los cazadores usaban para causar espanto en los animales y levantar la caza. Luego pasó a significar también el terror que uno siente ante una fiera poderosa que ataca, y por último al espanto en general.

Los romanos por etimología popular a veces relacionaban la palabra formido con la palabra forma (con la que no tiene nada que ver), por el hecho de que vulgarmente también empleaban la palabra forma para designar a la imagen vaga de un fantasma. Y por eso algunos acabaron pensando que formido es el espanto que alguien siente cuando cree ver un fantasma.

En realidad la palabra formido se ha vinculado a una raíz indoeuropea *mormo- (horrible, horripilar), que Pokorny recoge en la página 749, presente en griego en la palabra μορμώ ("mormó", espantajo, monstruo). Lo que sucede es que el latín disimila en form- las raíces indoeuropeas en mor(m)-, como sucede en formīca (hormiga), asociada a una raíz indoeuropea morwi- y que en griego es μύρμηξ ("mýrmex", hormiga).

Hay que constatar que el adjetivo formidable, en castellano clásico del siglo de Oro, únicamente significaba temible y que infunde miedo por su fiereza o su desmesurado tamaño. Con el tiempo, dado que muchas veces el terror va unido al pasmo y al asombro, y a veces a la admiración, y muchos adjetivos de asombro como "estupendo", "fabuloso" y similares, adquieren el sentido positivo de asombro por algo muy bueno, modernamente se ha traslado a formidable ese sentido de magnífico en su acepción positiva, que en realidad nunca tuvo.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.