Etimología de BRONCO

BRONCO

El adjetivo bronco muestra en el DRAE una explicación etimológica un tanto peregrina, que se supone debe de ser una vieja hipótesis de alguien arrastrada por rutina. En efecto dice que procede de una hipotética forma del latín vulgar *bruncus, que sería un cruzamiento de broccus y truncus. Lo primero que se nos ocurriría plantear es que si bruncus es forma reconstruida y no atestiguada, ¿Qué pruebas o indicios tienen del cruzamiento de broccus y truncus?. Lo segundo sería, ¿qué tienen que ver broccus y truncus con los valores y significados de bronco para sospechar semejante cosa?.

Por lo pronto broccus o brocchus, posible préstamo céltico en el latín, que significa puntiagudo o prominente se aplicaba a las personas que tenían la boca salida y los dientes superiores prominentes, y luego se aplica también como epíteto a los propios dientes prominentes que montan los superiores sobre los inferiores. De ahí que acabara designando a un objeto de dos piezas una de las cuales engancha o engarza sobre la otra (un broche). Del adjetivo latino también procede la palabra broca, punta o herramienta puntiaguda y también cierta pieza de la lanzadera de un telar que se usa en la trama de algunos tejidos: de ahí que exista un tejido llamado brocado. Hasta ahora, nada que ver con la semántica del bronco que nos ocupa.

En cuanto a truncus (en latín cortado, mutilado, también tronco o busto), tampoco se le ve la relación.

Dicho estro diremos que los señores del DRAE ahí yerran en algo, y es que resulta que brŭncus está perfectamente atestiguado y no le hace falta el asterisco (aparece en el Thesaurus Linguae Latinae). No es más que la forma alternante de brunchus, vocablo también vulgar a partir del préstamo bronchon y sus variantes (bronchia, etc.) del griego βρόγχος (bronquio). Brunchus o brŭncus que significa tráquea o bronquio, también quizá probóscide, y del que Ernout y Meillet afirman también la acepción de gruñido, pudo sufrir según Götz la influencia de ῤύγχος (gruñido, grito gutural de un animal, cerdo, pájaro, etc.), prestado al latín como runcus y que generaría el verbo runcare (roncar) e interferiría con el vocablo latino raucus (ronco). Coincide además que se vulgarizan vocablos médicos y así encontramos en el s. V por ejemplo bruncocelicus, en origen el que sufre broncocele (vocablo de origen griego, en la medicina de la época designa al bocio o bien a la hernia bronquial que dan ronquera), pero en la lengua vulgar, según atestigua el Thesaurus, sinónimo práctico de gutturosus, es decir, afectado de inflamación de garganta con ronquera o afonía. ¿Es extraño pues que el elemento brunco- se asociara a la ronquera y la aspereza en la voz?

Vistas así las cosas es mucho más fácil suponer que brŭncus adquiriera el sentido, referido a la voz, de sonido desagradable y áspero, que es además el primero que figura en el DRAE, y que todos los demás sentidos fueran un desplazamiento de este: cualquier cosa áspera, basta y desagradable, incluso quebradiza, y el ruido áspero y hostil de una disputa que también llamamos bronca. Parece una hipótesis a considerar y mucho más sólida.

En el caso de depender remotamente del griego βρόγχος, su raíz indoeuropea sería la raíz onomatopéyica *gwerə-3 (tragar). Y si sufrió la influencia de ῤύγχος este es un vocablo de dudosa adscripción: para Chantraine podría depender de una raíz *srungh- vinculado a la idea de morro u hocico, pero también cabría relacionarlo con la variante reug- de la raíz *reu- (rugir), que nos da en latín rugire, de donde rugir y ruido, rumor, de donde rumor y rumoroso, y raucus (ronco), que en interferencia con runcus y runcare nos da ronco.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.