Etimología de VARÓN

VARÓN

Según la Real Academia Española1, la palabra varón viene del latín varo, varonis. Es interesante, pues la palabra latina varo no está incluida en los diccionarios de San Isidoro2 , ni Ernout - Meillet 3. Según Roque Barcia4, la palabra latina varo sería una alteración de viro, ablativo del latín vir (de ahí "viril" y "virtud"), con la misma raíz 5 que el sánscrito vir.

Por otro lado, Corominas6 dice que varón viene de "barón", el cual primero (siglo XI) significaba "hombre fuerte" y más tarde (s. XVII) pasó a ser un titulo nobiliario. Barón vendría del germánico *baro.

María Moliner 7 no se pelea. Le da la razón a ambos, diciendo que varón viene de barón, pero con influencia del latín vir.

Fuentes:

  1. Diccionario de la Real Academia Española - 22ª Edición - 2001.
  2. Etymologiarum Libri XX - San Isidoro de Sevilla (560-636)
  3. Dicionnaire Étymologique de la Langue Latine - Alfred Ernout y Antoine Meillet - Cuarta Edición con actualización de Jacques André - 2001.
  4. Diccionario General de Etimológico - Tomo V - D. Roque Barcia - Eduardo de Echegaray - 1889.
  5. Roque Barcia dice que deriva del Sánscrito, pero eso es imposible pues el latín y sánscrito son lenguas muy alejadas e incomunicadas. Ambas derivan de un fondo indoeuropeo. Por eso tiene, a lo sumo, la misma raíz que el sánscrito.
  6. Breve Diccionario Etimológico de la lengua Castellana - Joan Corominas - Tercera edición - 1973.
  7. Diccionario de María Moliner.

Eso no es cierto. La palabra varo, varonis sí es tratada por Ernout y Meillet, sólo que dentro de la entrada varus-a-um, que es de donde se deriva. La etimología de la palabra varón está muy clara y no es ninguna alteración de vir.

La palabra varón surge de la confluencia semántica y en parte fonética y gráfica de dos palabras latinas. Una es varo, varonis, que significa hombre grosero y burdo, y así la encontramos dos veces mencionada en la compilación que hace Paulo del gramático Festo 328, y directamente en el propio Festo 329, y empleada por otros autores como Lucilio ya en el s. II a.C., que dice literalmente varonum aut rupicum squarrosa incondita rostra, es decir, "los descuidados morros granujientos de los hombres groseros y de los hombres toscos". Esta palabra se convirtió en un cognomen romano o apellido, con dos variantes etimológicamente relacionadas, Varo y Varus, este último haciendo referencia a una forma de cojera (es sabido que los cognomina proceden de apodos) y tenemos varios personajes famosos así llamados con la variante Varus, de los cuales el más antiguo es Gayo Licinio Varo, un cónsul del s. III a.C. que se enfrentó a los galos en el norte de Italia, aunque quizá el más conocido es Publio Quintilio Varo, militar de la segunda mitad del s. I a.C. que en la época de Augusto sufrió frente a los germanos una de las peores derrotas de la historia militar romana en el bosque de Teotoburgo, perdiendo allí tres legiones enteras y su propia vida el año 9 d.C. También el cognomen Varro, Varronis, del conocido escritor Varrón, se considera una forma popular intensiva, con la consonante reduplicada de este vocablo varo, varonis, que se relaciona etimológicamente con la palabra latina vara (travesaño o viga de madera tosca) o el adjetivo varus (que tiene las piernas torcidas hacia adentro como un travesaño).

El otro vocablo es baro, baronis, que posiblemente no es más que una alteración vulgar del anterior (aunque Ernout y Meilet no lo consideran así, pero sí el Thesaurus y muchos autores antiguos), y es empleado mil veces por Cicerón con el valor de hombre rufián y grosero, y sobre todo zafio estúpido, pero que ya tardíamente adquiere el valor de mercenario o guardaespaldas a sueldo, que es el que vemos en S. Isidoro de Sevilla que lo relaciona erróneamente con el griego βαρύς (barýs", pesado) porque son forzudos. En Persio también tenemos que se llama barones a los criados de los soldados, porque son groseros y estúpidos. Este vocablo se empleaba bastante en el latín vulgar con el significado de "tipo", si se quiere hombre cualquiera sin luces, y así lo tenemos muy bien testimoniado en el Satiricón de Petronio (s. I d.C.) que dice baro insulsissimus, es decir, un tipo insulsísimo (o sea sin coraje ni inteligencia), y probablemente, usado en latín vulgar con el significado de un hombre modesto cualquiera, acabó en nuestra lengua romance significando hombre sin más.

De la confluencia de ambas palabras tenemos nuestro vocablo varón, así como la forma en b barón, que con el valor de mercenario se mantuvo en la terminología feudal para los servidores militares menores de los grandes señores, configurando al final el título más ínfimo de la nobleza feudal (para su evolución se puede mirar en Du Cange).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.