Etimología de VASAR

VASAR

La palabra vasar que se refiere a un anaquel o estante de obra en las paredes de las cocinas y despensas, que sirve para colocar recipientes como vasos, platos y enseres similares, nos llega del latín vasarium. Este vocablo en latín clásico se refería a muy diferentes cosas, como la suma de dinero asignada a los gobernadores de provincia para gastos de instalación. Catón el Viejo (s. III-II a.C.) la usa con el valor de precio de alquiler de una prensa de aceite. También designó a cubetas y piletas de baños públicos, e incluso a determinados archivos donde los documentos se guardaban enrollados en recipientes. Pero ya en latín tardío y medieval encontramos vasarium como depósito o lugar donde se guardan o colocan los recipientes en general.

La palabra es la forma neutra sustantivada del adjetivo vasarius (perteneciente a un vaso o recipiente) formado con sufijo de relación -arius sobre el sustantivo latino vas, vasis (en general recipiente de cualquier tipo, también oquedad cóncava o instrumentos y útiles de cualquier oficio), que alterna con la variante vasum que nos da vaso. De ahí también palabras como vascular o bajel.

La palabra latina sólo tiene escasos paralelos radicales posibles con algunas lenguas del grupo itálico, como el umbro y el volsco.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.