Etimología de LENTO

LENTO

La palabra lento viene del latín lentus (blando, flexible, despacio). De ahí también tenemos lentitud, relentecer y relente. Esta palabra se asocia con la raíz indoeuropea *lento-.


El adjetivo lento en efecto viene del latín lentus, que en origen significó blando, flexible y elástico. De la idea de blando pasó a significar, referido a las personas, indolente, y de ahí a tardo y falto de reflejos y agilidad. Algunos han querido relacionar su raíz con la del adjetivo latino lenis (suave, dulce, blando), de donde lenitivo y lenificar, pero parece que no hay mucha base para tal afirmación. Este adjetivo carece de paralelos indoeuropeos suficientes y el único paralelo más evidente con significado afín es una vieja forma germánica lindi, que parece que está en la base del vocablo alemán Linde, que es el nombre del árbol que nosotros llamamos tilo. Dado que otros posibles paralelos son muy endebles o pueden ser una extensión del vocablo germánico, y no es posible comparar entre un número suficiente de lenguas indoeuropeas, muchos indoeuropeístas no aceptan la seguridad de esa raíz indoeuropea *lento- que Pokorny da sin vacilar. Pokorny tiende a considerar a veces una raíz indoeuropea allá donde exista una raíz germánica que explicar, pero hay que decir que esta raíz indoeuropea es bastante hipotética y poco segura.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.