Etimología de LEO

LEO

La palabra Leo es el nombre de la quinta constelación del zodiaco, localizada entre Virgo al oriente y Cáncer al occidente, que tradicionalmente se considera que contiene la figura de un león. Las personas nacidas entre el 22 de julio y el 21 de agosto, se considera que pertenecen a este signo.

La palabra león procede directamente del latín leo y su genitivo leonis, del griego λέων = leōn y su genitivo leontos. Además de ser el término latino leo el nombre de este animal felino, los romanos ya le llamaba así a la constelación Leo, como en la expresión momenta Leonis, que puede interpretarse como "la época cuando los rayos solares son más intensos o rabiosos" o "cuando el sol está en Leo", ya que esta constelación es ocupada por el sol durante el verano. También le llamaban leo a un hombre valiente o audaz.

Es importante también destacar y advertir que no se debe confundir león (el felino, la constelación), con la toponimia León, como nombre de ciudades, provincias, estados, etc., que tiene una etimología diferente, como puede leerse en la entrada León de este mismo diccionario. Aunque León, como antropónimo (nombre o apellido de personas), si deriva de leo, leonis.

Sobre el origen del vocablo griego λέων, no hay una respuesta totalmente satisfactoria, sin embargo, se maneja la hipótesis de que pudiera proceder de alguna lengua semítica, quizás del hebreo labi o lābē, derivado tal vez del acadio (lengua mesopotámica extinta hablada hacia el año 2000 a.C.) lābu. Por lo tanto, no tendría un origen indoeuropeo la palabra león (el felino, la constelación), pero sí el nombre propio León, derivada del latín legio (legión, cuerpo de milicia de ciudadanos romanos).

Leo es una de las constelaciones más antiguas. Los persas la llamaban Shir o Ser; los babilonios la conocían por UR. GU. LA.; para los sirios era Aryo y entre los turcos era Artan.

El nombre de esta constelación también está ligado a la mitología griega, concretamente en relación con el mito del semidiós Hércules (Ἑρακλης = Hēraklēs en griego, Hercules en latín), considerado como protector de la humanidad y símbolo de fuerza y valentía, de cuya leyenda existen escritos griegos muy antiguos de autores como Hesíodo (s. VII a.C.), Píndaro y Baquílides del s. V a.C. Hércules era según los griegos un mortal hijo de Zeus (Ζευς) y de Alcmene ( Άλκμηνη = Alkmênê).

Para los romanos Hércules (Hercules) era hijo de Júpiter (el Zeus griego); el dios de la fuerza y el guardián de las riquezas, a quien por eso se le rendían tributos. Plinio, por ejemplo, menciona las Columnas de Hércules (Herculis Columnae) del Estrecho de Gibraltar.

Los motivos por los que Hércules desempeña el personaje principal sobre el origen del nombre de Leo, podemos explicarlos someramente en seguida:

La esposa de Zeus, Hera, estaba resentida con su marido por sus amoríos con Alcmene, de donde nació Hércules, al que persiguió siempre. Cuando Hércules se casó con Megara, la hija mayor del rey Creonte de Tebas, procreó tres hijos, entonces Hera decidió enloquecerlo por un tiempo, lo que hizo a Hércules un asesino al matar a su mujer junto con los hijos. Como castigo, el rey Euristeo le impuso 12 trabajos o encomiendas, entre ellos, dar muerte a monstruos feroces; siendo el primero de ellas matar al legendario león de Nemea, cerca de Micenas, el cual tenía aterrorizada a la población por sus constantes ataques.

Cuenta el mito que el león vivía en una cueva, pero no lo podían matar porque las flechas no podían perforar su piel. Entonces Hércules lo atrapó en su cueva, luchó cuerpo a cuerpo con fuerza y valentía hasta estrangularlo, para después quitarle la piel con sus propias garras. Finalmente, utilizó esa piel con todo y la cabeza del león como una capa.

Algunos escritores como el griego Eratóstenes y otros, cuentan que el león fue colocado por Hera en el cielo por ser el rey de las bestias, y desde entonces allí permanece por siempre.

De entre las estrellas de Leo, destacan Regulus o Alpha Leonis y Denebola o Beta Leonis.

Regulus, la más brillante, se encuentra más o menos en el corazón del león. Su nombre en latín significa 'rey pequeño' o 'hijo del rey', es el diminutivo de rex (rey). Según parece, esta estrella era ya reconocida por los babilonios y otras culturas antiguas, muy anteriores a la griega y la romana.

Denebola, la segunda estrella más brillante de Leo, cuyo nombre proviene del árabe dhanab al- (asad), que significa 'cola del león'. En efecto, esta estrella está en la punta de la cola de esta constelación. Existe asimismo, otra estrella en la constelación del Cisne que se llama Denab, nombre también derivado del árabe dhanab (cola). Denab es la estrella más brillante del cisne y se encuentra también en la cola.

Fuentes:

  • The Century Dictionary online. Vol IV. pp. 3410, 3470.
  • Greek Mythology on line. Heracles. Referencia del 1 de enero de 2017.
  • Levy H. David. 1994. A Guide to Skywatching. pp. 164-165, 181. Edición impresa.
- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.

A los interesados de los signos del zodiaco los invitamos a visitar las siguientes páginas: Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario , Piscis y zodiaco.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.