Etimología de INCÓGNITA

INCÓGNITA

La palabra incógnita o incógnito es 'lo no conocido', 'alguien que mantiene oculta su identidad', 'algo desconocido que se desea descubrir'; en matemáticas, 'valor, número o cantidad que es necesario encontrar' o determinar en una ecuación o en un problema a resolver'; 'cualquier enigma o interrogante sobre algo que se quiere entender o interpretar'.

Incógnita(o) viene del latín incognitus (desconocido), con el prefijo de negación o privativo in-, como en los términos inmortal e inmediato, más cognĭtus, el participio pasado de cognosco, cognōcere (conocer, saber), verbo a su vez formado por co-, con-, com-, que indica 'unión', 'todo', 'junto', más gnōscere, 'saber', 'conocer', 'reconocer'. La raíz indoeuropea *gno- (conocer) está relacionada con gnōscere; y co-, con-, com-, con la raíz *kom- (junto, cerca de). Por lo tanto, incógnita (incognitus) es "lo no (in-) conocido o sabido (cognĭtus)".

Retomando el significado de incógnita en matemáticas, sabemos que la letra x (equis) se utiliza para simbolizar un número, cantidad o valor desconocido en una ecuación o inecuación, y si hay varias incógnitas, la x es la primera, seguida por otras letras (y, z...). Esto se lo debemos al matemático, astrónomo, poeta y filósofo persa Omar Jayam, también Omar Khayyam (¿1048-1131?), quien en una obra sobre álgebra que escribió en árabe, llamó a la incógnita "cosa", "algo" (شيء), que se transliteró en aquellos años como shay, y pasó al español y otras lenguas europeas como xay, pues la x equivalía fonéticamente a 'sh', quedando al final 'x'. Se considera que Khayyam significa en persa algo así como 'fabricante de tiendas de campaña', al parecer, a eso se dedicaba su padre.

Por no conocer la naturaleza de la radiación electromagnética capaz de atravesar cuerpos sólidos, el físico alemán Röntgen o Roentgen la llamó rayos x. Y en nuestro lenguaje cotidiano utilizamos la palabra equis (el nombre de la letra x), cuando desconocemos (incógnita) algo. Así, por ejemplo: "si por equis motivo no te dan el dinero, me avisas de inmediato", "Roberto no pudo llegar temprano por equis causa". Y a propósito, el médico francés Alexis Carrel (1873-1944) publicó en 1935 el libro La Incógnita del Hombre. El Hombre, ese desconocido.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.