Etimología de IMPELER

IMPELER

El verbo impeler viene del latín impellĕre (empujar para poner en movimiento, lanzar algo o a alguien contra otra cosa), verbo prefijado con in- (hacia el interior, contra, intensificación) y el verbo pellĕre (empujar, impulsar), cuyo supino es pulsum. El supino de impellĕre es pues impulsum, y de ahí derivados latinos que generan nuestras palabras impulso, impulsar y el vulgarismo empujar.

De pellĕre/pulsum y sus numerosos prefijados en latín nos llegan palabras como pulso, pulsación, pulsátil, pulsímetro, pujar, compeler, compulsión, expeler, expulsión, propelente, propulsión, repeler, repelente, repulsión y retropropulsión.

Este verbo se asocia a una raíz indoeuropea *pel- (empujar, impeler), que también está vinculada en latín a:

  • El verbo appellare (llamar, en origen impulsar a que uno responda), de donde apelar, apelativo y apellido. También el verbo interpellare (interrumpir llamando a uno), que conservamos como interpelar.
  • El verbo polire (pulir, alisar por presión, limpiar) de donde pulir, y otras derivaciones como tripular e interpolar, polizón y polisón.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.