Etimología de IATROGÉNICO

IATROGÉNICO

Iatrogénico es cualquier condición física o mental adversa o desfavorable inducida en un paciente por efectos indeseables o lesivos del tratamiento; como la quimioterapia (véase en este diccionario) utilizada contra el cáncer, que puede causar náusea, vómito, caída del cabello, disminución en el conteo de los glóbulos blancos, etc.; o por errores médicos en el diagnóstico, prescripción de medicamentos, o en cirugías. En realidad, prácticamente todos los medicamentos son potencialmente iatrogénicos, y su posible efecto dañino se describe y se advierte en las reacciones adversas o efectos colaterales de los mismos. Se estima que el 30% de las consultas médicas se practican a personas que fundamentalmente se quejan de molestias de origen iatrogénico. Proporción verdaderamente significativa.

Iatrogénico es un neologismo médico utilizado primero en inglés (iatrogenic) en 1924. Proviene de los siguientes elementos léxicos griegos: iatros (médico, curandero), sustantivo masculino, ya que en la Grecia Antigua, a las mujeres se les prohibía cualquier profesión, incluida la medicina. Iatros, tal vez se derivó del verbo iastâi (curar, cuidar), originado quizás de iaoami (curar), probablemente relacionado con iaīno, con el significado de consuelo, ánimo; la raíz gen-, 'que genera o que origina' y el sufijo forjador o hacedor de adjetivos, -ikos/-ike. Literalmente entonces, iatrogénico puede interpretarse como "estado o condición dañina (-ikos) de un paciente, originado (gen-) por la intervención de un médico (iatros)".

La raíz indoeuropea *gen- (engendrar) parece haber originado gen- (lo que genera o produce); pero también dio origen a otras voces griegas, por ejemplo: gon- (órganos sexuales), de donde gónada y gonadotropina; genos y genea, (raza, familia), que nos dio genealogía, genocida, genotipo y heterogéneo. Asimismo, en latín derivó en: genius, 'genio, divinidad bajo cuya tutela nacen y viven los hombres', que en español originó genio y genial; genitus, participio pasado de gignere, 'procrear' que evolucionó en genitivo, genital, primogénito, progenitor y congénito; gentilitas, ' vínculo de raza o parentesco, linaje familiar', etc.

La referencia más antigua que se tiene acerca de la iatrogenia, como la idea de hacer un daño al enfermo al tratar de curarlo (sin utilizar el término, naturalmente), quizás está en el código mesopotámico Hammurabi, elaborado hacia el año 1760 a.C., una las primeras obra escrita de jurisprudencia. Como muestra de ello, podemos citar lo que se ha traducido de los párrafos 218 y 219. En el primero dice algo así como: "Si un médico hace una incisión grande con un cuchillo y mata al enfermo, o abre un tumor con un instrumento cortante y le corta un ojo, sus manos deberán ser cortadas". En el párrafo 219 se lee "Si un médico practica una gran incisión al esclavo de un hombre libre, y lo mata, deberá reponerlo al dueño".

Muchos siglos después, el ilustre médico griego Hipócrates (460-370 a.C.), en sus escritos sobre las epidemias, también se refiere a este problema, pues recomienda tener cuidado de no perjudicar al enfermo al intentar su curación.

En un artículo escrito por la doctora estadounidense Barbara Starfield, entre otras cosas dice: "La combinación de errores médicos y efectos adversos que ocurren por daño iatrogénico (cirugías innecesarias, medicación errónea en hospitales, infecciones hospitalarias, reacciones medicamentosas adversas)... Las muertes debidas a causas iatrogénicas en Estados Unidos, en el año 2000, oscilan entre 230.000 y 284.000... la tercera causa de muerte después de las cardiopatías y el cáncer".

Recordemos además tantas mujeres parturientas que murieron en los hospitales antes de que se descubrieran las medidas sanitarias en el proceso del parto, y la llegada de los antibióticos. Así como el caso de la droga antiemética y sedante talidomida, que causó problemas de mortalidad fetal y teratológicos entre las mujeres gestantes que la tomaban entre 1959 y 1962.

Fuentes.

  • Barbara Starfield. 2000. Is US Healt Really the Best in the World? Journal American Association. Vol 284, No 4. 483-485.
  • Pereira J.S. Paulo. 2011. The Code of Hammurabi. Trad. by L.W. King 1915.
  • Taber's Cyclopedic Medical Dictionary. 2001. Ed. 19. USA.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.